¿Herramienta estratégica o institucionalidad inercial?