Industria argentina: nueva base, nuevos desafíos