SALUD COLECTIVA, PANDEMIA… ¿Y DESPUÉS?