Cuando la concurrencia a las escuelas está condicionada