El aborto como problema de salud pública