“Vivir con lo nuestro”: coyuntura y vigencia