La región: de los giros a la incertidumbre

La región: de los giros a la incertidumbre

Por *Nicolás Tereschuk y **Mariano Fraschini

Los autores se preguntan acerca de las consecuencias económicas y sociales que dejará la pandemia en el futuro, en relación, además, al devenir político en cada país de la región sudamericana y de esta como un conjunto.
 
*Magíster en Sociología Económica. Docente en las maestrías de Teoría Política y Social de la UBA y Políticas Públicas para el Desarrollo con Inclusión Social de FLACSO, y en la carrera de Ciencia Política de la UBA

**Doctor en Ciencia Política por la Escuela de Política y Gobierno de la UNSAM. Docente en el Doctorado en Ciencias Sociales de FLACSO; las maestrías de Teoría Política y Social de la UBA y Políticas Públicas para el Desarrollo con Inclusión Social de FLACSO, y en la carrera de Ciencia Política y el Ciclo Básico Común de la UBA



-A A +A

¿Cómo será Sudamérica en el 2021? ¿Qué le depararán a la región las transformaciones económicas y sociales acaecidas durante la pandemia? ¿Cómo afectarán las respuestas dadas por los gobiernos al sistema político? ¿Estaremos asistiendo a una estabilidad política o continuaremos por el sendero de la inestabilidad? ¿Volverán los presidentes estables o los primeros mandatarios sudamericanos seguirán siendo inestables?

Desde el triunfo electoral de Mauricio Macri en noviembre de 2015 mucho se ha discutido en la región acerca de la existencia (o no) de un giro a la derecha.

Las victorias sucesivas de Sebastián Piñera en Chile en 2017, de Iván Duque en Colombia y de Jair Bolsonaro en Brasil durante el 2018, y la descorreización de Lenin Moreno en Ecuador durante el ejercicio del poder, preanunciaban, para muchos, un abandono del giro a la izquierda sudamericano y el comienzo de una nueva etapa de estabilidad caracterizada por el achicamiento del Estado, la desregulación del mercado y el alineamiento con la política internacional de Estados Unidos.
Sin embargo, los pronósticos acerca del comienzo de un lapso histórico con características similares al neoliberalismo noventista no se vieron materializados en la práctica. La evidencia empírica revelaba que la consolidación de gobiernos de un signo antagónico a los de las décadas pasadas colisionaba contra una realidad que se negaba a encuadrarse en los formatos estables de antaño. Y en ese contexto, las dificultades del presidente chileno para consolidar las reformas orientadas al mercado en su país, como los aprietos sociales en los que se hundían Duque y Lenin Moreno exhibían la fragilidad del supuesto nuevo giro. Asimismo, la ratificación de Nicolás Maduro en Venezuela, sumado a las victorias de Andrés López Obrador en México y de Alberto Fernández en la Argentina pareció atenuar la avanzada ideológica neoliberal, y sus posibilidades de convertirse en un verdadero desplazamiento estable en la región.

Entonces, ¿en qué etapa histórica nos encontramos? ¿Qué trae como novedad el quinquenio 2015-2020? ¿Estamos asistiendo a una región en disputa de proyectos?

Antes de dar una respuesta a este conjunto de preguntas, debemos advertir que en nuestra región ya se ha convertido en un tópico hacerlo a través de etapas. La década de los ochenta fue definida como de “transición a la democracia”; la siguiente, en donde se despliegan las reformas orientadas al mercado, como “neoliberalismo”, mientras que la que se inicia en el siglo XXI nadie duda en denominar como “giro a la izquierda”. No solo porque implicó un giro concreto a las políticas económicas precedentes, sino porque también ha exhibido un grado de estabilidad sin parangón para los presidentes y las presidentas de nuestra región.

Comencemos por ir develando algunas cuestiones que entendemos centrales para comprender la dinámica política regional. Si miramos con atención la evidencia empírica, a excepción de los triunfos de Macri y de Piñera en el que las propuestas neoliberales superaron a las progresistas, en el resto de las elecciones la continuidad neoliberal fue la regla: Pedro P. Kuczynski por Ollanta Humala en Perú, Horacio Cartes por Mario Abdo en Paraguay, Juan Manuel Santos por Duque en Colombia, evidencian una persistencia de las victorias conservadoras.

La salida anticipada de Dilma Rousseff y el interregno de Michel Temer con la implementación de políticas pro-mercado que da la bienvenida a Bolsonaro, bien pueden sumarse a este grupo.

Por lo que el supuesto comienzo de un giro a la derecha hay que tomarlo con pinzas, ya que el recambio solo se desplegó en dos países con sistemas de partidos que, para la teoría del prestigioso politólogo Giovanni Sartori, bien pueden considerarse como moderados. Distinto es el caso del golpe de Estado en Bolivia, en donde uno de los principales exponentes del giro a la izquierda debió abandonar el gobierno luego del triunfo electoral en primera vuelta en noviembre del año pasado producto de una exigencia militar.

¿Qué tenemos entonces a la fecha en Sudamérica? ¿Qué elementos de análisis nos permiten afirmar que no se evidencia un giro en la región? Miremos un poco más de cerca, y con más detenimiento.

Lo que se observa es que, a excepción de los mencionados triunfos de Maduro (reelección) y Abdo (mismo Partido Colorado), son las oposiciones los grandes emergentes de esta nueva etapa. Si sumamos el giro copernicano de Moreno en Ecuador, nos encontramos con que los gobiernos sudamericanos desde 2015 a la fecha han cambiado a una velocidad desconocida. Muy lejos de la permanencia de los liderazgos presidenciales de la primera década del siglo XXI, Hugo Chávez, Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos, Lula, Dilma Rousseff, Tabaré Vázquez, Evo Morales y Rafael Correa, lo que hoy observamos es una rápida circulación de las elites políticas. Una notable insatisfacción frente a las ofertas oficialistas, y una importante movilización social en contra de los gobiernos de la región se han desplegado a lo largo de estos últimos años, en particular en la prepandemia. Las grandes movilizaciones en Ecuador, Perú, Colombia, Bolivia y Chile de finales del año pasado son el emergente de esta nueva realidad sudamericana. También lo es la presencia de los militares en la dinámica política en la mayoría de los países de la región. Como en espejo, observamos la importante presencia militar en Venezuela, Colombia y Brasil y la cada vez mayor influencia de las fuerzas armadas en Bolivia, Chile, Ecuador y Perú a la hora de resolver conflictos sociales e institucionales.

El año 2020 le dio continuidad, electoralmente hablando, al lapso histórico que estamos analizando. Los recientes triunfos del MAS en Bolivia, del “Sí” a la reforma constitucional en Chile y de la “abstención” en Venezuela ratifican que las elites gubernamentales en nuestras latitudes se encuentran muy lejos de lograr estabilizar el mapa político institucional. La continuidad de las movilizaciones populares en Ecuador, Colombia y Perú durante los últimos meses ratifica la permanencia de la inestabilidad política. La cartografía sudamericana revela un importante grado de desequilibrio en su sistema político que debemos subrayar como un factor decisivo para dar cuenta de las nuevas dinámicas regionales. A esto debemos sumarle las consecuencias que traerá aparejada la pospandemia en cuanto a aumento de la pobreza, de la indigencia y de la desocupación en un contexto macroeconómico lesionado en su interior. El horizonte de 2021 emerge desafiante para los gobiernos sudamericanos, más allá de su color político, y augura un escenario conflictivo en lo social.

En ese marco, la Argentina atraviesa uno de sus más difíciles momentos en términos económico-sociales. A la gravísima crisis de balanza de pagos 2018-2019 que, en espejo, tuvo como correlato la decisión de Mauricio Macri de recurrir al mayor préstamo en la historia del Fondo Monetario Internacional, se sumó la pandemia. La gestión del líder del PRO dejó los peores indicadores en más de 15 años y a eso se sumó una pandemia que generó una de las recesiones más agudas de las que se tenga memoria.

La crisis que implicó la implosión del modelo de modernización excluyente y de financiarización económica que intentó llevar adelante la gestión de Cambiemos no resultó inocua para la sociedad ni para el Estado. Como bien sabemos desde Guillermo O’Donnell, este tipo de crisis acortan los horizontes de miras de los actores sociopolíticos haciendo más complicados los acuerdos. Por otra parte, así como son episodios que hieren al cuerpo social, debilitan a un Estado que se queda con cada vez menos resortes para diseñar e implementar políticas públicas medianamente eficaces. Es en este contexto en el que asumió el binomio Alberto Fernández-Cristina Kirchner y al poco de andar se topó con la mayor crisis económica para esta región en 100 años.
Las condiciones regionales y locales no podrían ser más desafiantes para la democracia argentina, que se dirige al cumplimiento de sus 40 años cuando el presidente Alberto Fernández finalice su mandato. No se trata solo de una situación social muy dura, sino también de la vigencia de un ámbito de debate público muchas veces intoxicado por un entorno de debates “polarizantes” en medios de comunicación y redes sociales.

Pero si la Argentina es un ejemplo de débil o baja institucionalización “de manual”, donde las reglas suelen variar según los vientos políticos o donde esas normas se aplican de manera intermitente y con discrecionalidad, en esta oportunidad son justamente un conjunto de mecanismos políticos e institucionales los que muestran fortaleza. Un cambio de signo político en paz, dirigencias políticas que despliegan acuerdos si no inter, al menos intrapartidarios conformando importantes coaliciones y la posibilidad de atravesar un año de la pandemia con una notoriamente baja conflictividad social son tres fotografías clave de una película regional muchísimo más turbulenta.

A esto debe agregarse la implementación de amplios programas de sostenimiento de los ingresos de las familias y de las empresas durante la pandemia, así como una serie de debates intensos pero no por ello menos profundos en el ámbito del Congreso, que funcionó a un ritmo históricamente fuerte.

El horizonte de la vacuna y una economía mundial en expansión si su efectividad se confirma puede ayudar a aliviar algunas tensiones locales y regionales. Pero siempre serán la política y, puntualmente, las acciones y estrategias que puedan desplegar cada uno de los líderes presidenciales, en vínculo con los distintos actores sociales, los elementos clave para definir el panorama del futuro.

<
>


DESCARGAR - VER
Nº 82: Postpandemia


DESCARGAR - VER
Nº 81: Ciudades


DESCARGAR - VER
Nº 80: Futuro del trabajo


DESCARGAR - VER
Nº 79: PACTO SOCIAL


DESCARGAR - VER
Nº 78: voces en el fenix


DESCARGAR - VER
Nº 77: CONURBANO


DESCARGAR - VER
Nº 76: INDUSTRIA Y DESARROLLO


DESCARGAR - VER
Nº 75: Formación Docente


DESCARGAR - VER
Nº 74: PODER Y COMUNICACIÓN


DESCARGAR - VER
Nº 73: ELITES


DESCARGAR - VER
Nº 72: Pueblos Originarios


DESCARGAR - VER
Nº 71: El derecho a la ciudad


DESCARGAR - VER
Nº 70: Salud


DESCARGAR - VER
Nº 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
Nº 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
Nº 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
Nº 66: La Educación de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
Nº 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
Nº 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
Nº 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
Nº 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
Nº 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
Nº 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
Nº 59: La Responsabilización en la gestión pública


DESCARGAR - VER
Nº 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
Nº 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
Nº 56: ASIA


DESCARGAR - VER
Nº 55: Economía Internacional


DESCARGAR - VER
Nº 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
Nº 53: Nº 53


DESCARGAR - VER
Nº 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
Nº 51: Juventud


DESCARGAR - VER
Nº 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
Nº 49: Libertad de expresión


DESCARGAR - VER
Nº 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
Nº 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
Nº 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
Nº 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
Nº 44: EE.UU. y América Latina


DESCARGAR - VER
Nº 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
Nº 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
Nº 41: Salud


DESCARGAR - VER
Nº 40: Internet y Nuevas Tecnologías


DESCARGAR - VER
Nº 39: Internet y Nuevas Tecnologías


DESCARGAR - VER
Nº 38: Economìa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
Nº 37: economía social


DESCARGAR - VER
Nº 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
Nº 35: Córdoba


DESCARGAR - VER
Nº 34: Control Social


DESCARGAR - VER
Nº 33: Educación Superior


DESCARGAR - VER
Nº 32: Género


DESCARGAR - VER
Nº 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
Nº 30: Justicia


DESCARGAR - VER
Nº 29: Desafíos culturales


DESCARGAR - VER
Nº 28: Economías Regionales


DESCARGAR - VER
Nº 27: Economías Regionales


DESCARGAR - VER
Nº 26: Nº 26


DESCARGAR - VER
Nº 25: pueblos indígenas


DESCARGAR - VER
Nº 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
Nº 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
Nº 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
Nº 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
Nº 20: AGUA


DESCARGAR - VER
Nº 19: Integración Regional


DESCARGAR - VER
Nº 18: Estado II


DESCARGAR - VER
Nº 17: Estado I


DESCARGAR - VER
Nº 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
Nº 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
Nº 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
Nº 12: Agroganadería


DESCARGAR - VER
Nº 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
Nº 10: Energía


DESCARGAR - VER
Nº 9: Transporte


DESCARGAR - VER
Nº 8: Ciencia y tecnología


DESCARGAR - VER
Nº 7: Salud


DESCARGAR - VER
Nº 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
Nº 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
Nº 3: Educación


DESCARGAR - VER
Nº 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
Nº 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix Nº 82
TRAS EL APOCALIPSIS

Postpandemia

Artículos de este número

Declaración del Plan Fénix
Abraham L. Gak: trayectoria y legado
Andrés Musacchio
Entrevista con el mundo en una encrucijada
por Federico Dulcich.
Título: Trump, pandemia y después…
Pablo Lavarello y Graciela Gutman
Política industrial frente al Covid-19: las oportunidades y desafíos de la industria biofarmacéutica en la Argentina
Juan E. Santarcángelo
Los efectos del Covid-19 sobre el comercio internacional. ¿Qué perspectivas se vislumbran en el futuro?
Flavia Terigi
Cuando la concurrencia a las escuelas está condicionada
Guillermo Ramón Ruiz
El derecho a la educación en tiempos de la pandemia del Covid-19: entre la emergencia y la catástrofe educativa
Hugo Spinelli
El devenir de la pandemia
José Carlos Escudero
SALUD COLECTIVA, PANDEMIA… ¿Y DESPUÉS?
Damián Kennedy
Algunas reflexiones en torno a las perspectivas generales del mercado de trabajo argentino pospandemia
Susana Hintze
El trabajo sin patrón en la pandemia
Rubén Lo Vuolo
La Argentina frente al shock asimétrico: un país sumergido en la emergencia permanente
Paula Fainsod y Jésica Báez
Relaciones de género en tiempos de pandemia: la Educación Sexual Integral como una oportunidad
Corina Rodríguez Enríquez
La pandemia que… ¿nos cambió la vida? Impacto de la emergencia sanitaria de Covid-19 en los hogares y las relaciones de género
Gustavo Edgardo Blutman
El Estado futuro en sindemia
Nicolás Tereschuk y Mariano Fraschini
La región: de los giros a la incertidumbre

Newsletter