Entrevista con el mundo en una encrucijada

Entrevista con el mundo en una encrucijada

Por Andrés Musacchio

El artĂ­culo enmarca la crisis mundial desatada por el Covid-19 en lo que se denomina como la dĂ©cada del “derrumbe paulatino del modelo neoliberal”. AsĂ­ es que el autor describe la profundizaciĂłn de las asimetrĂ­as entre los paĂ­ses mĂĄs pobres frente a los desarrollados, producto del endeudamiento previo a la pandemia, y por la caĂ­da del precio de las materias primas y de la reducciĂłn del turismo.
 
Licenciado en EconomĂ­a, especialista en Historia EconĂłmica y doctor en Ciencias Sociales. Profesor en la Facultad de Ciencias EconĂłmicas. investigador independiente del CONICET (Idehesi UBA/Conicet)


-A A +A

GestaciĂłn y crisis del modelo neoliberal

Hace casi medio siglo, el multifacĂ©tico Isidro Odena publicaba un ensayo bajo el tĂ­tulo “Entrevista con el mundo en transiciĂłn”, en el que trataba de dar cuenta de un conjunto de cambios en el escenario internacional que, a su criterio, modificarĂ­an radicalmente el futuro. Por entonces era difĂ­cil saberlo, pero nuestro planeta se encaminaba a una transiciĂłn que darĂ­a paso al modelo neoliberal, en el marco de un reordenamiento mayĂșsculo de las relaciones econĂłmicas y polĂ­ticas internacionales. Odena resaltaba los efectos de la coexistencia pacĂ­fica entre las dos grandes potencias, en el preciso momento en que comenzaba la crisis que terminarĂ­a derrumbando a una de ellas, la UniĂłn SoviĂ©tica. Con esto Ășltimo se abrĂ­a la puerta no solo a la consolidaciĂłn del rol de potencia dominante de los Estados Unidos, sino tambiĂ©n a una transformaciĂłn de la sociedad capitalista en su conjunto. Desaparecido el socialismo real, se esfumaba tambiĂ©n uno de los factores principales de la mejora en las condiciones de vida de amplios sectores de la poblaciĂłn en los paĂ­ses desarrollados: se acababan la competencia entre sistemas, las alternativas y las utopĂ­as frente al capitalismo. Por lo tanto, quedaba vĂ­a libre para un modelo profundamente regresivo, que polarizĂł el ingreso, acorralĂł al Estado de Bienestar, fomentĂł la apropiaciĂłn privada de segmentos importantes del dominio pĂșblico y depredĂł casi sin control el ambiente.

Cincuenta años despuĂ©s, los dañinos resultados de largo plazo son incontrastables en cada uno de los aspectos mencionados. Pero tambiĂ©n asistimos en la Ășltima dĂ©cada al derrumbe paulatino del modelo neoliberal mismo. Un mojĂłn importante fue, sin dudas, la crisis econĂłmica y financiera que estallĂł en 2007 y que mostrĂł sus lĂ­mites econĂłmicos. Pero no fue ese el Ășnico frente problemĂĄtico. El cambio climĂĄtico expuso descarnadamente los lĂ­mites del uso irracional de los recursos al que se expone el sistema cuando se deja “al mercado” (lĂ©ase a las empresas, en especial los grandes conglomerados) la exclusividad en su asignaciĂłn y en el manejo de los residuos. En el plano social, el panorama mundial no es menos desalentador: la radicalizaciĂłn de la apropiaciĂłn privada de los recursos y el debilitamiento de los movimientos sociales gestaron una polarizaciĂłn en la distribuciĂłn del ingreso como nunca antes, abriendo una nueva ola de confrontaciĂłn social y polĂ­tica aĂșn en pleno despegue. TambiĂ©n la asimetrĂ­a en las relaciones internacionales se tensĂł hasta generar un contexto generalizado de violencia y guerras como pocas veces recuerda la historia.

En ese marco, el surgimiento de una nueva/antigua potencia sacudiĂł la anodina competencia de la vieja “alianza transatlĂĄntica”. Cuando muchos creĂ­an consolidado un mundo unipolar hegemonizado por los Estados Unidos, un “modelo” del modelo neoliberal, el acelerado desarrollo econĂłmico de China dio la nota discordante. Con un proceso muy alejado de los cĂĄnones neoliberales, a partir de la planificaciĂłn y la centralidad en el rol del Estado, China se convirtiĂł de gran productor de chatarra plĂĄstica en un temible competidor en sectores intensivos en tecnologĂ­a y conocimiento. No solo eso. TambiĂ©n comenzĂł a jugar fuerte en la arena de la polĂ­tica internacional con una participaciĂłn cada vez mĂĄs activa en los organismos financieros internacionales o en los “clubes de gobernanza” como el G20 y, sobre todo, con el trazado de una geopolĂ­tica propia en forma de ruta de la seda. Aun cuando el modelo productivo chino tiene todavĂ­a baches importantes, se ha plasmado como un desafĂ­o complejo a la geopolĂ­tica de la Alianza TransatlĂĄntica, que en los Ășltimos años dio paso a un creciente enfrentamiento econĂłmico. A ese panorama se le debe sumar la reapariciĂłn del “imperio ruso”, de precarias bases productivas pero muy activo en los terrenos militar y estratĂ©gico. El control de algunos recursos clave como el gas y el petrĂłleo que alimentan parte del aparato productivo de Europa occidental ha permitido el retorno de un paĂ­s al que, errĂłneamente, se lo creĂ­a colapsado para siempre.

El derrumbe paulatino del modelo neoliberal no implica todavĂ­a, por supuesto, el surgimiento de algo nuevo. Lo que se recorta, aĂșn, es un conjunto de procesos contradictorios que agudizan los problemas y los exponen descarnadamente. Sobre esa base compleja, la irrupciĂłn del Covid-19 potenciĂł todavĂ­a mĂĄs las tensiones, mientras amplĂ­a las divergencias en la sociedad y obliga a buscar nuevas respuestas e ideas. AsĂ­ ocurre, por ejemplo, en el terreno econĂłmico.

Una crisis econĂłmica con impacto diferenciado

Una dĂ©cada despuĂ©s del cataclismo de 2007, la economĂ­a mundial parecĂ­a haberse estabilizado. No habĂ­a lugar para un milagro colectivo, pues la estabilidad no gestĂł boom alguno. A excepciĂłn de un pequeño puñado de paĂ­ses (especialmente China), la baterĂ­a de medidas coyunturales y estructurales habĂ­an permitido un bajo crecimiento y un nivel mĂ­nimo de inversiones productivas. Entre 2011 y 2020, Estados Unidos creciĂł en promedio al 0,5% anual, la Eurozona al 1,6% y Alemania al 2,5%. La inversiĂłn bruta interna fija fue, para el mismo perĂ­odo, ligeramente superior al 20%, la mĂĄs baja desde el final de la Segunda Guerra. BurlĂĄndose de la crisis, el capital financiero continĂșa acumulando enormes sumas de recursos lĂ­quidos e imponiendo condiciones para el funcionamiento integral de la economĂ­a.

Para el resto del planeta, las condiciones son aĂșn menos favorables. Diversos estudios, incluyendo los de los organismos internacionales, muestran que la brecha entre los paĂ­ses desarrollados y la llamada periferia ha crecido sustancialmente. SĂłlo algunos enclaves han logrado altas tasas de crecimiento continuas, sin que eso logre resolver sus problemas estructurales. Los informes periĂłdicos de Erlassjahr.de (Jubileo Alemania), por ejemplo, muestran desde hace una dĂ©cada un crecimiento imparable de la deuda externa en los paĂ­ses que no pertenecen a la OECD. En el Ășltimo informe se habla abiertamente de una crisis internacional de la deuda y se la compara con la de 1982. Quienes estudian los procesos de desigualdad internacional han centrado su atenciĂłn en la multiplicidad de mecanismos por los que los paĂ­ses desarrollados han logrado trasladar sus crisis a la periferia, un proceso clave para su recuperaciĂłn. Ese traslado tambiĂ©n se observĂł en la periferia de la misma OECD, en paĂ­ses como España, Grecia o Portugal. Especial interĂ©s reviste este Ășltimo caso, que logrĂł una muy elogiada (aunque tambiĂ©n muy suave) recuperaciĂłn exactamente a partir del momento en que se apartĂł ligeramente de las recetas neoliberales tradicionales.

Sobre ese panorama, el Covid-19 desatĂł una nueva recesiĂłn mundial generalizada, agudizando aĂșn mĂĄs los conflictos y dejando serios interrogantes sobre una posible vĂ­a de salida en el corto plazo. Pero ademĂĄs ampliĂł la brecha, pues mientras los paĂ­ses mĂĄs desarrollados lograron en general amortiguar el impacto de la caĂ­da del producto con un enorme dispositivo de recursos puestos a disposiciĂłn por el Estado, los paĂ­ses mĂĄs pobres carecen de margen de maniobra para imitarlos. Endeudados hasta niveles insoportables y sin capacidad de recaudaciĂłn, sufrieron dramĂĄticamente en muchos casos la reducciĂłn del precio de las materias primas y/o de los flujos de turismo, asĂ­ como la contracciĂłn de las remesas de utilidades de los familiares emigrados. El Covid-19 profundizĂł asĂ­ las asimetrĂ­as estructurales previas.

Algunos cambios estructurales y sus nuevos frentes de conflicto

Así como el panorama negativo no afecta a todos los países por igual, tampoco golpea simétricamente a toda la economía. Una y otra vez, los historiadores constatan que incluso en las peores crisis hay ganadores. Las cifras agregadas esconden importantes cambios estructurales en proceso. Se trata, generalmente, de movimientos inacabados, en algunos casos insinuados, con un final abierto. Es el caso de nuestro tiempo.

La crisis de 2008 potenciĂł algunos de esos cambios y la pandemia del Covid-19 los impulsĂł aĂșn mĂĄs. Entre ellos se destaca el proceso de digitalizaciĂłn, la punta del iceberg de un cambio significativo en la organizaciĂłn de los procesos productivos. El nĂșcleo central es la nueva y creciente capacidad para la captura, el almacenamiento, el procesamiento y la transmisiĂłn de datos por vĂ­a electrĂłnica, enmarcada en la fusiĂłn entre las tecnologĂ­as de procesamiento y de comunicaciĂłn. Esto, a su vez, transforma radicalmente la comunicaciĂłn, las maquinarias, los instrumentos y los medios de transporte.

Vista desde la producciĂłn, la transformaciĂłn tecnolĂłgica impulsa una creciente automatizaciĂłn. El fenĂłmeno es menos novedoso en la producciĂłn de bienes, pues continĂșa una tendencia larga iniciada con la cadena de montaje. Los nuevos procesos afectan a sectores tradicionales como la metalmecĂĄnica, la quĂ­mica, la electrĂłnica, la tecnologĂ­a mĂ©dica o la energĂ­a. MĂĄs novedosa es la automatizaciĂłn de los servicios, un rasgo actual sobresaliente por su profundidad y velocidad. SimultĂĄneamente, se vislumbran los primeros pasos en la automatizaciĂłn del conocimiento, con el despliegue incipiente de sistemas de inteligencia artificial.

Los resultados que deparan estos cambios son aĂșn materia de discusiĂłn. Si algunos insisten en el impacto negativo que la mayor automatizaciĂłn traerĂĄ sobre el empleo industrial, otros (entre ellos quien escribe estas notas) creen ver mĂĄs bien un impacto mayor sobre la precarizaciĂłn del empleo, tanto en la industria como en los servicios. El “cuentapropismo” derivado de las plataformas como Uber descarga sobre los trabajadores costos y riesgos que antes recaĂ­an sobre el empleador. Los algoritmos controlan las cadencias del trabajo en emprendimientos como Amazon, desplegando una sutil vigilancia que intensifica el trabajo. La “inteligencia artificial” combina la economĂ­a de plataformas con algoritmos de diseño que descalifican a los viejos “trabajadores de cuello blanco”. Mientras tanto, la captura y el comercio de datos en la red y el despliegue de empresas que, como IKEA, descargan parte del trabajo en sus clientes y consumidores, permite apropiarse de trabajo gratuito y desligarse parcialmente de impuestos y cargas sociales. Todos estos mecanismos fueron profundizados por la crisis del Covid-19, que para algunos fue un boom, o un zoom.
Para las relaciones internacionales, esta evolución abre algunos conflictos importantes. Por un lado, como es habitual en las transformaciones, se intensifica la puja internacional por el liderazgo y la apropiación del beneficio. Las controversias entre Estados Unidos y China no responden a quién exporta o importa mås commodities. Por detrås de los fuegos artificiales se encuentra la puja por controlar la difusión de algunos procesos tecnológicos clave. Es en las restricciones a la empresa tecnológica china Huawei y no en el ingreso de soldaditos de plåstico donde debe buscarse el conflicto.

Por otra parte, las nuevas empresas lĂ­deres, conocidas como las GAFA (por Google, Amazon, Facebook y Apple), tienden a desligarse de buena parte de sus ataduras espaciales. Uber, por ejemplo, puede administrar su plataforma en Francia sin localizarse en terreno francĂ©s. Por lo tanto, puede quebrar la legislaciĂłn laboral francesa, evitar impuestos y cargas sociales y relocalizar “just in time” sus ingresos hacia paraĂ­sos fiscales.
Por eso, la nueva economĂ­a digital ataca mĂĄs que nunca a la vieja estructura de Estados nacionales. Pero justamente esos Estados nacionales fueron los que permitieron encontrar mecanismos y polĂ­ticas para responder a los desafĂ­os de la crisis del Covid-19. Por eso, el Covid agudizĂł una de las grandes contradicciones de nuestro tiempo, advirtiendo sobre la necesidad de encauzar a la economĂ­a digital en un proceso de regulaciĂłn, en el que las instituciones jueguen un papel central. Se trata de reconstruir el espacio del poder polĂ­tico institucional, lo que supone hoy un grado de coordinaciĂłn interestatal mucho mĂĄs estrecho. Pero tambiĂ©n refuerza la vigencia de los Estados nacionales como actores centrales del proceso. La puja, sin embargo, solo puede devenir en una regulaciĂłn eficaz si se reconstituyen los espacios de participaciĂłn polĂ­tica y democrĂĄtica de la totalidad de los actores sociales, incluyendo a los trabajadores “tradicionales”, los nuevos trabajadores de la economĂ­a solidaria o las organizaciones de la sociedad civil. Exactamente los sectores que el neoliberalismo procurĂł expulsar de la matriz de construcciĂłn del poder, un proceso que los nuevos procesos de organizaciĂłn del trabajo y de la sociedad pretenden profundizar aĂșn mĂĄs. Nos esperan, pues, tiempos intensos en este mundo en la encrucijada.

<
>


DESCARGAR - VER
NÂș 82: Postpandemia


DESCARGAR - VER
NÂș 81: Ciudades


DESCARGAR - VER
NÂș 80: Futuro del trabajo


DESCARGAR - VER
NÂș 79: PACTO SOCIAL


DESCARGAR - VER
NÂș 78: voces en el fenix


DESCARGAR - VER
NÂș 77: CONURBANO


DESCARGAR - VER
NÂș 76: INDUSTRIA Y DESARROLLO


DESCARGAR - VER
NÂș 75: FormaciĂłn Docente


DESCARGAR - VER
NÂș 74: PODER Y COMUNICACIÓN


DESCARGAR - VER
NÂș 73: ELITES


DESCARGAR - VER
NÂș 72: Pueblos Originarios


DESCARGAR - VER
NÂș 71: El derecho a la ciudad


DESCARGAR - VER
NÂș 70: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
NÂș 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
NÂș 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
NÂș 66: La EducaciĂłn de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
NÂș 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
NÂș 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
NÂș 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
NÂș 59: La ResponsabilizaciĂłn en la gestiĂłn pĂșblica


DESCARGAR - VER
NÂș 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
NÂș 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
NÂș 56: ASIA


DESCARGAR - VER
NÂș 55: EconomĂ­a Internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
NÂș 53: NÂș 53


DESCARGAR - VER
NÂș 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
NÂș 51: Juventud


DESCARGAR - VER
NÂș 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
NÂș 49: Libertad de expresiĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
NÂș 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
NÂș 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
NÂș 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
NÂș 44: EE.UU. y AmĂ©rica Latina


DESCARGAR - VER
NÂș 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
NÂș 41: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 40: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 39: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 38: EconomĂŹa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
NÂș 37: economĂ­a social


DESCARGAR - VER
NÂș 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
NÂș 35: CĂłrdoba


DESCARGAR - VER
NÂș 34: Control Social


DESCARGAR - VER
NÂș 33: EducaciĂłn Superior


DESCARGAR - VER
NÂș 32: GĂ©nero


DESCARGAR - VER
NÂș 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
NÂș 30: Justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 29: DesafĂ­os culturales


DESCARGAR - VER
NÂș 28: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 27: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 26: NÂș 26


DESCARGAR - VER
NÂș 25: pueblos indĂ­genas


DESCARGAR - VER
NÂș 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
NÂș 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
NÂș 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
NÂș 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
NÂș 20: AGUA


DESCARGAR - VER
NÂș 19: IntegraciĂłn Regional


DESCARGAR - VER
NÂș 18: Estado II


DESCARGAR - VER
NÂș 17: Estado I


DESCARGAR - VER
NÂș 16: Industria


DESCARGAR - VER
NÂș 15: Seguridad democrĂĄtica


DESCARGAR - VER
NÂș 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
NÂș 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
NÂș 12: AgroganaderĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 10: EnergĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 9: Transporte


DESCARGAR - VER
NÂș 8: Ciencia y tecnologĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 7: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 6: Empleo


DESCARGAR - VER
NÂș 5: HĂĄbitat y vivienda


DESCARGAR - VER
NÂș 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
NÂș 3: EducaciĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix NÂș 82
TRAS EL APOCALIPSIS

Postpandemia

ArtĂ­culos de este nĂșmero

DeclaraciĂłn del Plan FĂ©nix
Abraham L. Gak: trayectoria y legado
Andrés Musacchio
Entrevista con el mundo en una encrucijada
por Federico Dulcich.
Título: Trump, pandemia y después

Pablo Lavarello y Graciela Gutman
Política industrial frente al Covid-19: las oportunidades y desafíos de la industria biofarmacéutica en la Argentina
Juan E. SantarcĂĄngelo
Los efectos del Covid-19 sobre el comercio internacional. ¿Qué perspectivas se vislumbran en el futuro?
Flavia Terigi
Cuando la concurrencia a las escuelas estĂĄ condicionada
Guillermo RamĂłn Ruiz
El derecho a la educaciĂłn en tiempos de la pandemia del Covid-19: entre la emergencia y la catĂĄstrofe educativa
Hugo Spinelli
El devenir de la pandemia
José Carlos Escudero
SALUD COLECTIVA, PANDEMIA
 ¿Y DESPUÉS?
DamiĂĄn Kennedy
Algunas reflexiones en torno a las perspectivas generales del mercado de trabajo argentino pospandemia
Susana Hintze
El trabajo sin patrĂłn en la pandemia
Rubén Lo Vuolo
La Argentina frente al shock asimétrico: un país sumergido en la emergencia permanente
Paula Fainsod y JĂ©sica BĂĄez
Relaciones de género en tiempos de pandemia: la Educación Sexual Integral como una oportunidad
Corina RodrĂ­guez EnrĂ­quez
La pandemia que
 ¿nos cambió la vida? Impacto de la emergencia sanitaria de Covid-19 en los hogares y las relaciones de género
Gustavo Edgardo Blutman
El Estado futuro en sindemia
NicolĂĄs Tereschuk y Mariano Fraschini
La regiĂłn: de los giros a la incertidumbre

Newsletter