Un nuevo rol para la producción del conocimiento en la Argentina