Hacia una reforma que tome en cuenta el punto de vista del contribuyente