Cultura en Córdoba: efervescencia y cuentas pendientes