Del control de legalidad al control por resultados