Un mundo envejecido es un mundo mejor

Un mundo envejecido es un mundo mejor

Por M├│nica Roqu├ę


 
M├ędica Cirujana, Magister en Administraci├│n de Servicios de Salud y Seguridad Social con Especializaci├│n en Tercera Edad y Discapacitados, OISS, UNLM. Magister en Direcci├│n y Gesti├│n en Sistemas de Seguridad Social. Universidad de Alcal├í, Espa├▒a. Directora Nacional de Pol├şticas para Adultos Mayores, de la SENNAF-Ministerio de Desarrollo Social. Coordinadora General del Plan Nacional de las Personas Mayores. Presidenta de la delegaci├│n Argentina ante ONU y OEA en el grupo de trabajo sobre la convenci├│n de derechos humanos para las personas mayores. Secretaria Ejecutiva del Consejo Federal de Mayores, Responsable Nacional del Proyecto Observatorio de Mayores. Directora de la carrera de posgrado Especializaci├│n en Gerontolog├şa Comunitaria e Institucional, de la Facultad de Psicolog├şa de Mar del Plata


-A A +A

Una sociedad que conserva su capital social, su historia y su experiencia es una sociedad m├ís y mejor integrada, y puede aprovechar toda la riqueza y sabidur├şa que da la experiencia de las personas mayores a favor del desarrollo de la comunidad. Para alcanzar ese objetivo es necesario un nuevo tipo de conciencia sobre el envejecimiento. Algunas claves del caso argentino.

Estamos en un momento hist├│rico, dado que asistimos a un cambio en la posici├│n del ser humano frente al tiempo. El alargamiento de la vida de un sujeto ya no es un tema individual sino social. Esto demuestra que se ha democratizado el acceso a los transcursos vitales m├ís largos, con etapas m├ís diferenciadas, y con la posibilidad de seguir construyendo un proyecto a lo largo de toda la vida. ┬┐Por qu├ę un mundo envejecido es un mundo mejor? Porque es una sociedad que conserva su capital social, su historia y su experiencia como nunca antes se ha visto. Porque se puede aprovechar toda la riqueza y sabidur├şa que da la experiencia de las personas mayores a favor del desarrollo de sociedades m├ís justas.

Es sabido que debido a los m├║ltiples conocimientos cient├şficos y los recursos socio-sanitarios, el hombre pareciera estar realizando un sue├▒o b├şblico, el poder vivir m├ís a├▒os o ÔÇťconcluir sus d├şasÔÇŁ, lo que ha producido un cambio demogr├ífico al que se lo denomina ÔÇťenvejecimiento poblacionalÔÇŁ.

Este cambio demográfico debe ser visto como un logro de la humanidad, más allá de los costos y complejidades que se deban atender. Es por ello necesario legitimar y valorizar las diversas etapas vitales desde un modelo de sociedad que permita sostener la calidad de vida y el desarrollo permanente del ser humano.

Las transformaciones que se desprenden de este cambio demográfico impactan sobre el curso de vida de los individuos y de las sociedades, razón por la cual debemos atender los múltiples requerimientos que se demandan para realizar este logro social.

Todo esto nos lleva a reflexionar acerca de la importancia de un nuevo tipo de conciencia sobre el envejecimiento, las personas de edad, y los largos cursos de vida actuales. Tarea que debe imponerse esta sociedad para conformar una cultura del envejecimiento.

Esta cultura del envejecimiento debe ser el fruto de un nuevo acuerdo social a partir del cual sea posible pensar una sociedad con sujetos con edades m├ís diferenciadas, con demandas y recursos diversos y en el que se pueda pensar en una ├ętica compartida que logre dar cuenta de dichas diferencias para poder dotarla de un sentido positivo y transformador.

Escenarios demográficos

El estudio del envejecimiento humano se ha convertido en un tema primordial en la agenda p├║blica mundial. En el siglo XX se ha visto una revoluci├│n en la longevidad. El informe de Estado de la Poblaci├│n Mundial 2011 realizado por UNFPA manifiesta que el mundo cuenta con 7.000 millones de habitantes, de los cuales 893 millones son personas mayores de 60 a├▒os. En Am├ęrica latina, en los ├║ltimos 50 a├▒os, la esperanza de vida ha aumentado casi 20 a├▒os. La demograf├şa nos muestra que nuestro pa├şs ha envejecido y que esta tendencia se profundizar├í en los pr├│ximos a├▒os. La Rep├║blica Argentina se encuentra entre los pa├şses m├ís envejecidos de Am├ęrica latina, junto a Uruguay, Cuba y Chile.

La transici├│n demogr├ífica a partir de mediados del siglo XVIII en los pa├şses desarrollados est├í ligada a las transformaciones econ├│micas vinculadas a la industrializaci├│n y a los cambios en las condiciones de vida de la poblaci├│n. Mientras que el envejecimiento se produjo en los pa├şses industrializados de manera paulatina, en los pa├şses no desarrollados se produjo aceleradamente. El tiempo para que se duplicara la proporci├│n de personas de 65 a├▒os y m├ís desde un 7% hasta un 14% fue de varias d├ęcadas en los pa├şses europeos (y nada menos que de 115 a├▒os en el caso de Francia). En cambio, en Am├ęrica latina y la mayor├şa de los pa├şses del Caribe este proceso est├í siendo mucho m├ís r├ípido. No obstante, los distintos pa├şses de la regi├│n se encuentran en diversas etapas de la transici├│n demogr├ífica.

Bolivia, Guatemala y Paraguay (5 a 7%) se encuentran en una etapa de envejecimiento incipiente. Colombia, Ecuador, M├ęxico y Venezuela presentan un envejecimiento moderado (7 a 8%). Brasil (8 a 10%) moderado avanzado y finalmente Uruguay, Cuba, Chile y Argentina (m├ís del 10%) de envejecimiento avanzado.

En los ├║ltimos 50 a├▒os la regi├│n de Am├ęrica latina y el Caribe pas├│ de una esperanza de vida de 52 a├▒os a 70 a├▒os, y una disminuci├│n de la fecundidad de 6 a 2,8 hijos por mujer, lo que produjo que el crecimiento de la poblaci├│n descendiera de 2,7 a 1,6% del crecimiento medio anual.

Las personas mayores en la Argentina

1. Envejecimiento poblacional:

El total de la poblaci├│n adulta mayor de la Argentina asciende a 5.725.838 personas y representa el 14,3% de la poblaci├│n total. La esperanza de vida al nacer, seg├║n el estudio de Proyecciones de poblaci├│n 2010-2015 del Indec, es de 76,4 a├▒os para toda la poblaci├│n, siendo de 80 a├▒os para las mujeres y de 73 para el hombre. Por ello en la vejez el grupo mayoritario es el de las mujeres.

Las proyecciones poblacionales correspondientes a las pirámides de 2025 y 2050 muestran que esta tendencia del envejecimiento poblacional se acentuará en la medida en que la base que representa a los niños y jóvenes se achicará al mismo tiempo que aumentarán los grupos de edad intermedia y las personas mayores de 60 años. La sobrevivencia de las mujeres, en especial en edades muy avanzadas, continuará como tendencia general.

Gráfico 1: Pirámide de población. Año 2010

Gráfico 2
Pirámide de población de Argentina. Años 2025 y 2050

Fuente: INDEC, Proyecciones en base a los resultados del Censo Nacional de Poblaci├│n, Hogares y Viviendas 2010

La poblaci├│n mayor del pa├şs es fundamentalmente urbana. Algo menos que una de cada diez personas mayores habita en ├íreas rurales y el resto lo hace en ├íreas urbanas. Cabe aclarar que el peso de la poblaci├│n mayor no es uniforme en todo el pa├şs: la Ciudad Aut├│noma de Buenos Aires es la jurisdicci├│n m├ís envejecida (22% de su poblaci├│n tiene 60 a├▒os y m├ís) en tanto que Tierra del Fuego es la m├ís joven (6,4% de su poblaci├│n tiene 60 a├▒os y m├ís).

2. Cobertura de jubilaciones y pensiones

Hoy la Argentina es el pa├şs de Latinoam├ęrica con mayor cobertura previsional. La casi totalidad de la poblaci├│n, 95%, accede actualmente a la jubilaci├│n o pensi├│n, dada la flexibilizaci├│n en el acceso al r├ęgimen previsional a partir de haber alcanzado la edad jubilatoria, de acuerdo con las moratorias implementadas a partir de 2005 y la universalizaci├│n de las pensiones no contributivas.

3. Educaci├│n

Lo que podemos observar es una notoria disminuci├│n del analfabetismo, dado que en el 2001 los datos del Censo nos mostraban que el 6% de la poblaci├│n era analfabeta. Es as├ş que seg├║n datos de la Encuesta Permanente de Hogares de 2011, s├│lo el 1,5% de los varones y el 2,8% de las mujeres mayores no saben leer ni escribir.

Un dato in├ędito que nos permite ver el Censo 2010 es la utilizaci├│n de la computadora. El 18% de la poblaci├│n mayor la utiliza y esta situaci├│n implica un importante logro y al mismo tiempo un desaf├şo a fin de promover entre ellos una alfabetizaci├│n inform├ítica mayor.

4. Salud

La primera causa de muerte de las personas mayores son las enfermedades del sistema circulatorio, le siguen en importancia los tumores y las enfermedades del sistema respiratorio. La prevalencia de las primeras es algo mayor entre las mujeres que entre los varones, en tanto que se da una prevalencia inversa (mayor entre los varones) en los tumores. Las principales causas de muerte y discapacidad en las mujeres mayores son las enfermedades coronarias y el ACV, que provocan cerca del 60% de las defunciones. En los pa├şses en desarrollo la mitad de las muertes de mujeres mayores de 50 a├▒os se debe a estas enfermedades. El riesgo de una mujer de raza cauc├ísica mayor de 50 a├▒os, con osteoporosis, de padecer una fractura se sit├║a entre el 30% y el 40%. Este riesgo se multiplica por 20 al llegar a edades comprendidas entre los 60 y los 90 a├▒os. Las mujeres tienen m├ís enfermedades cr├│nicas que los varones, por ello es muy importante pensar en pol├şticas y programas con perspectiva de g├ęnero; las mujeres en la vejez se quedan solas, con discapacidades, muchas veces sin ingresos y sin que nadie las cuide. Afortunadamente estas situaciones desfavorables pueden ser revertidas con pol├şticas sociales.

5. El impacto del envejecimiento poblacional en la familia

El proceso de envejecimiento poblacional imprime modificaciones en el seno de las familias y en las relaciones inter e intrageneracionales dentro de ellas. As├ş es que surgen las llamadas familias ÔÇťverticalizadasÔÇŁ, en las que como consecuencia de la baja tasa de natalidad hay menos parientes laterales (hermanos, t├şos, primos). Aumentan las relaciones intergeneracionales y disminuyen las intrageneracionales por falta o disminuci├│n de dichos miembros.

6. Pol├şticas nacionales gerontol├│gicas

Las pol├şticas de vejez se entienden como aquellas acciones organizadas por el Estado frente a las consecuencias sociales, econ├│micas y culturales del envejecimiento poblacional e individual.

Plan Nacional de las Personas Mayores. El Ministerio de Desarrollo Social de la Naci├│n coordina la aplicaci├│n del Plan Nacional de las Personas Mayores 2012-2016. All├ş se encuentran plasmadas muchas de sus pol├şticas y programas. Para la elaboraci├│n de este plan, el ministerio convoc├│ a personas mayores, gobiernos provinciales, universidades, t├ęcnicos, profesionales y representantes de la sociedad civil. Por ello hablamos de un plan escrito con participaci├│n.

Entre las a acciones del Ministerio de Desarrollo Social podemos mencionar:
a) El Programa Nacional de Cuidados Domiciliarios. Creemos fundamental la formaci├│n de cuidadores domiciliarios con el fin de que las personas mayores envejezcan en sus casas al cuidado de personas capacitadas. Ya hemos formado 30.000 y esperamos llegar a los 40.000. En el marco de la sanci├│n de la Ley de Identidad de G├ęnero, la direcci├│n refuerza su compromiso con la perspectiva de g├ęnero que atraviesa a todas las acciones y con la diversidad como uno de sus principios. De esta forma se promueve la incorporaci├│n de personas de la comunidad LGTTBI en todos los Cursos de Formaci├│n de Cuidados Domiciliarios.

b) La carrera de posgrado Especializaci├│n en Gerontolog├şa Comunitaria e Institucional donde llevamos formados 710 profesionales de todo el pa├şs en convenio con la Universidad Nacional de Mar del Plata. Es de car├ícter p├║blico, gratuito y federal.

c) Las acciones de fortalecimiento institucional con centros de d├şa y residencias de larga estad├şa para personas mayores insertas en todo el pa├şs.

d) El Programa Nacional de Educaci├│n, Cultura y Comunicaci├│n: se destaca el proyecto de La Experiencia Cuenta, donde adultos mayores ense├▒an oficios a j├│venes permiti├ęndoles una salida laboral.

e) El Programa Nacional de Promoci├│n de la Autonom├şa Personal.

f) El Programa Nacional de Promoci├│n del Buen Trato a las personas mayores.

g) El Programa Nacional de Promoci├│n de la Calidad de Vida para Personas con Deterioro Cognitivo, Alzheimer y otras Demencias.

h) El Programa Nacional de Voluntariado Social.

i) El Consejo Federal de Personas Mayores, órgano donde todos los actores involucrados en la temática gerontológica nacional y provincial, con la participación mayoritaria de los adultos mayores, se juntan a fijar prioridades para el sector.

Lineamientos internacionales

El Ministerio de Desarrollo Social de la Naci├│n, a trav├ęs de la Direcci├│n Nacional de Pol├şticas para Adultos Mayores (DINAPAM) de la Secretar├şa Nacional de Ni├▒ez, Adolescencia y Familia (SENNAF), viene liderando activamente en el plano internacional y regional, tanto en la Organizaci├│n de la Naciones Unidas (ONU) como en la Organizaci├│n de Estados Americanos (OEA), la elaboraci├│n de una Convenci├│n sobre los Derechos de las Personas Mayores. En el ├ímbito de OEA se est├í elaborando y discutiendo el texto de la convenci├│n. La Argentina es reconocida por sus avances en materia de pol├şticas gerontol├│gicas por toda la regi├│n de Latinoam├ęrica y el Caribe.

Quisiera terminar con una frase del Plan Internacional de Madrid que nos dice: ÔÇťCuando el envejecimiento se acepta como un ├ęxito, el recurso de las competencias, experiencias y recursos humanos de los grupos de m├ís edad se asume con naturalidad, como una ventaja para el crecimiento de sociedades humanas maduras plenamente integradasÔÇŁ.

<
>


DESCARGAR - VER
N┬║ 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 66: La Educaci├│n de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
N┬║ 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
N┬║ 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
N┬║ 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
N┬║ 59: La Responsabilizaci├│n en la gesti├│n p├║blica


DESCARGAR - VER
N┬║ 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
Nº 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
N┬║ 56: ASIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 55: Econom├şa Internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
N┬║ 53: N┬║ 53


DESCARGAR - VER
N┬║ 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
N┬║ 51: Juventud


DESCARGAR - VER
N┬║ 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
N┬║ 49: Libertad de expresi├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
N┬║ 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
N┬║ 44: EE.UU. y Am├ęrica Latina


DESCARGAR - VER
N┬║ 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
N┬║ 41: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 40: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 39: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 38: Econom├Ča Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
N┬║ 37: econom├şa social


DESCARGAR - VER
N┬║ 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
N┬║ 35: C├│rdoba


DESCARGAR - VER
N┬║ 34: Control Social


DESCARGAR - VER
N┬║ 33: Educaci├│n Superior


DESCARGAR - VER
N┬║ 32: G├ęnero


DESCARGAR - VER
N┬║ 31: 30 a├▒os de democracia


DESCARGAR - VER
N┬║ 30: Justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 29: Desaf├şos culturales


DESCARGAR - VER
N┬║ 28: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 27: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 26: N┬║ 26


DESCARGAR - VER
N┬║ 25: pueblos ind├şgenas


DESCARGAR - VER
N┬║ 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
N┬║ 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
N┬║ 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
N┬║ 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
N┬║ 20: AGUA


DESCARGAR - VER
N┬║ 19: Integraci├│n Regional


DESCARGAR - VER
N┬║ 18: Estado II


DESCARGAR - VER
N┬║ 17: Estado I


DESCARGAR - VER
N┬║ 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
N┬║ 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
N┬║ 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
N┬║ 12: Agroganader├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 10: Energ├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 9: Transporte


DESCARGAR - VER
N┬║ 8: Ciencia y tecnolog├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 7: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
N┬║ 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
N┬║ 3: Educaci├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix N┬║ 36
Una Sombra ya pronto serás

Tercera edad

Art├şculos de este n├║mero

Federico P├ęrgola
El anciano del siglo XXI: una mirada antropol├│gica
Jos├ę R. J├íuregui
Impacto del envejecimiento en el capital de salud
Alberto Bonetto
┬┐Por qu├ę se envejece? Teor├şas actuales
L├şa Susana Daichman
Envejecimiento productivo y longevidad: un nuevo paradigma
Ricardo Iacub
Masculinidades en la vejez
M├│nica Roqu├ę
Un mundo envejecido es un mundo mejor
Romina Rubin
Impacto de los fármacos en la personas mayores
Alexandra Biasutti
Alcance de la cobertura de la seguridad social para los adultos mayores. Especial referencia a las jubilaciones y pensiones
Margarita Murgieri
Controversias en la institucionalizaci├│n de una persona adulta mayor
Graciela Zarebski
┬┐Qu├ę nos indica la prospectiva gerontol├│gica?
Mar├şa Julieta Oddone
El desaf├şo de la diversidad en el envejecimiento en Am├ęrica latina
Rosana G. Di Tullio Budassi
Aspectos legales del abuso y maltrato en la vejez
Laura C. Pezzano Pegorer
Reflexiones sobre el proceso de toma de decisiones en el ámbito de la salud. Directivas anticipadas, expectativas y repercusiones
Diego Bernardini
┬┐A qui├ęn le importa el envejecimiento de la poblaci├│n? Una visi├│n regional para una respuesta local
Susana Ordano
La formaci├│n en Gerontolog├şa como una pol├ştica social
Solchi Lifac
Nosotros y la vejez
Daniel L. Mingorance
El miedo a la vejez
Sonia Arias Diego Bernardini
Retos econ├│micos del envejecimiento
Leopoldo Salvarezza
El placer en la tercera edad. Validez de un impulso saludable

Newsletter