Un futuro posible

Un futuro posible

Por Abraham Leonardo Gak

 


-A A +A

Una vez mĂĄs, nuestro paĂ­s enfrenta un escenario muy conocido, una crisis econĂłmica que trae aparejada la crisis social y, naturalmente, una crisis cultural.

Otra vez, las voces del poder nos aconsejan, nos empujan, nos obligan a llevar a cabo acciones derivadas de la Ășnica receta que conocen para encarar un proceso restaurador ante un supuesto presente ominoso que solo ellos saben cĂłmo resolver. Nos ofrecen recorrer un camino que es doloroso transitar y que se encuentra repleto de medidas que ya hemos conocido y sufrido, y que solo nos han hecho conocer la hondura de sus efectos.

Hoy, cuando hablamos de globalización debemos no solo festejar el logro de poder comunicarnos, estemos donde estemos, unos con otros, y de avanzar en el conocimiento científico, sino también tener conciencia de que el capital concentrado y las grandes transnacionales han logrado eliminar las fronteras hasta hacer que sus ganancias primen por encima de las conveniencias de los Estados.

La evoluciĂłn del sistema financiero internacional en las Ășltimas dĂ©cadas ha adquirido un alto grado de perfeccionamiento en sus rasgos mĂĄs perversos, al extremo de erigirse por sobre los intereses de los paĂ­ses, incluso en las naciones mĂĄs desarrolladas.

Frente a esta sujeciĂłn que nos afecta, sabemos hoy que hay otros mĂ©todos menos dolorosos para las grandes mayorĂ­as, y que en definitiva el bienestar de nuestros conciudadanos dependerĂĄ de los niveles de independencia y soberanĂ­a que sepamos alcanzar y que nos permitirĂĄn encarar otro camino diferente al que hoy se nos plantea como el Ășnico posible.

Evidentemente, esa bĂșsqueda tiene condicionalidades complejas de superar. La primera de ellas es la liberaciĂłn de las ataduras de una deuda externa que hoy vuelve a verse incrementada bajo el servil argumento de honrar los compromisos adquiridos, sin importar la estatura moral de nuestros acreedores. Una segunda condiciĂłn es el equilibrio de las variables macroeconĂłmicas. La tercera serĂ­a el logro de un paulatino y constante mejoramiento de la equidad. En cuarto lugar (el orden numĂ©rico no implica prioridades), promover la igualdad de oportunidades para enfrentar los requerimientos de la vida contemporĂĄnea. En quinto lugar, la necesidad de generar un sistema educativo que tienda a la igualdad de oportunidades de cada uno de nosotros, circunstancia que solo el Estado puede asegurar. Sexto, el acceso al sostenimiento de la salud para todos/as con igualdad de posibilidades. SĂ©ptimo, un sistema judicial que garantice justicia en plazos razonables. Octavo, una bĂșsqueda incansable de medidas para reducir las adicciones, tanto las legales como las ilegales, tanto de origen natural como de origen artificial, pero que en definitiva ayude a la comunidad a crecer con salud y en paz.

Seguramente, cada uno de nosotros podrĂĄ agregar otros puntos omitidos en el listado anterior, pero lo mĂĄs probable es que ninguno de los mencionados pueda ni deba faltar.

Si bien los discursos conservadores han sabido disfrazar eficazmente sus ropajes, y las medidas que instrumentan han perfeccionado su maquillaje a través del tiempo, logrando constituir una realidad virtual en la cual el rey mercado conquista el círculo virtuoso mediante el cual el derrame de la riqueza alcanza a toda la población, la evolución de la humanidad nos marca diferencias con procesos anteriores. Ya no partimos del mismo punto y nuestro piso estå mucho mås elevado que 32 años atrås. Traemos un saber acumulado y una dignidad que no conoce el significado del verbo claudicar.

Cuando decidimos realizar un nĂșmero doble de nuestra revista dedicado a las deudas de la democracia, nos interrogamos respecto de su pertinencia, porque dentro de nuestro natural optimismo no querĂ­amos plantear problemĂĄticas que podrĂ­an ser interpretadas como irresolubles y quedarnos absortos, sin esperanza ni futuro.

Lejos de ello, al leer los casi cuarenta artĂ­culos que hemos editado entendemos que estas deudas no son irreparables y, por el contrario, que la sola idea de trabajar para saldarlas deberĂ­a ser aliciente suficiente para seguir luchando por el permanente mejoramiento de la comunidad.

Nuevos problemas se presentarĂĄn, y con ellos nuevas deudas; ese es quizĂĄs el destino manifiesto del devenir de la humanidad. Por nuestra parte, estamos ansiosos de bregar para convertirnos en verdaderos acreedores de la vida. En este camino, como el andar de los zapatistas, caminamos preguntando.

<
>


DESCARGAR - VER
NÂș 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
NÂș 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
NÂș 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
NÂș 66: La EducaciĂłn de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
NÂș 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
NÂș 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
NÂș 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
NÂș 59: La ResponsabilizaciĂłn en la gestiĂłn pĂșblica


DESCARGAR - VER
NÂș 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
NÂș 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
NÂș 56: ASIA


DESCARGAR - VER
NÂș 55: EconomĂ­a Internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
NÂș 53: NÂș 53


DESCARGAR - VER
NÂș 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
NÂș 51: Juventud


DESCARGAR - VER
NÂș 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
NÂș 49: Libertad de expresiĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
NÂș 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
NÂș 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
NÂș 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
NÂș 44: EE.UU. y AmĂ©rica Latina


DESCARGAR - VER
NÂș 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
NÂș 41: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 40: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 39: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 38: EconomĂŹa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
NÂș 37: economĂ­a social


DESCARGAR - VER
NÂș 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
NÂș 35: CĂłrdoba


DESCARGAR - VER
NÂș 34: Control Social


DESCARGAR - VER
NÂș 33: EducaciĂłn Superior


DESCARGAR - VER
NÂș 32: GĂ©nero


DESCARGAR - VER
NÂș 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
NÂș 30: Justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 29: DesafĂ­os culturales


DESCARGAR - VER
NÂș 28: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 27: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 26: NÂș 26


DESCARGAR - VER
NÂș 25: pueblos indĂ­genas


DESCARGAR - VER
NÂș 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
NÂș 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
NÂș 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
NÂș 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
NÂș 20: AGUA


DESCARGAR - VER
NÂș 19: IntegraciĂłn Regional


DESCARGAR - VER
NÂș 18: Estado II


DESCARGAR - VER
NÂș 17: Estado I


DESCARGAR - VER
NÂș 16: Industria


DESCARGAR - VER
NÂș 15: Seguridad democrĂĄtica


DESCARGAR - VER
NÂș 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
NÂș 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
NÂș 12: AgroganaderĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 10: EnergĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 9: Transporte


DESCARGAR - VER
NÂș 8: Ciencia y tecnologĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 7: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 6: Empleo


DESCARGAR - VER
NÂș 5: HĂĄbitat y vivienda


DESCARGAR - VER
NÂș 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
NÂș 3: EducaciĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix NÂș 53
VOLVER AL FUTURO

NÂș 53

ArtĂ­culos de este nĂșmero

Oscar Oszlak
Las deudas de nuestra democracia en el campo de la administraciĂłn del Estado
Alberto MinujĂ­n Mildred Ferrer
La situaciĂłn social en la Argentina: sostener y profundizar la reconstrucciĂłn de la igualdad y reducciĂłn de la pobreza
Ángela E. Ledesma
Las deudas de nuestra democracia respecto del Poder Judicial
Nilda Garré
Las deudas de nuestra democracia en el campo de las polĂ­ticas de droga y narcotrĂĄfico
Juan S. Pegoraro
Las deudas de la democracia
Khatchik DerGhougassian
La tarea pendiente de la democracia en el campo de defensa. La necesidad de definir la vertiente estratégica del instrumento militar en la política estatal
Laura R. RodrĂ­guez
Las deudas de nuestra democracia respecto de la educaciĂłn superior
Bruno Capra
El desarrollo ausente
MartĂ­n Schorr
Democracia, industria y marcos conceptuales
Fernando Porta
La estructura productiva argentina: problemas vigentes y desafĂ­os pendientes
Horacio Barri
Deudas de la democracia con la salud
HĂ©ctor Pedro Recalde
La participación como derecho y deber. Un ejemplo en los comités mixtos de seguridad e higiene
Roberto Kozulj
Deudas de la democracia: el sector energético
Horacio A. Feinstein
Las deudas de la planificaciĂłn urbana y regional durante el actual restablecimiento democrĂĄtico
Andrea Catenazzi
Las deudas de nuestra democracia en el campo del hĂĄbitat y la vivienda
HĂ©ctor Sejenovich
Las deudas de la democracia con el medio ambiente
VĂ­ctor Pochat
Las deudas de nuestra democracia respecto del agua
José R. Jauregui
Las deudas de nuestra democracia en el tratamiento de los adultos mayores
Nelly Minyersky Andrea Soledad Villeres
Derechos de las mujeres: logros y deudas de la democracia

Newsletter