Reforma del Consejo de la Magistratura nacional y la experiencia de Chubut

Reforma del Consejo de la Magistratura nacional y la experiencia de Chubut

Por Silvia N. Alonso

Los Consejos de la Magistratura surgen con el objetivo de aportar mayor independencia y fortaleza al Poder Judicial. Hoy, a casi 20 a├▒os de sancionada la Constituci├│n que establece su creaci├│n, sigue habiendo varias cuentas pendientes. La experiencia de la provincia de Chubut puede ser un buen antecedente para el necesario debate sobre las asignaturas pendientes en el orden nacional.
 
Jueza de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. Integrante del Consejo de la Magistratura de la provincia de Chubut (Estamento de la Judicatura de la Circunscripción C. Rivadavia)


-A A +A

En el estado constitucional de derecho, las/los juezas/ces hacen efectivos los derechos fundamentales, participan en el control de constitucionalidad de las leyes, interpretan las normas teniendo en cuenta que estas deben obedecer a los principios que incorporan valores sustantivos y aplican el derecho.
┬┐Qui├ęnes y c├│mo eligen a estas personas que desempe├▒an funciones tan relevantes?

Los procesos de selecci├│n y designaci├│n de la magistratura

La Constituci├│n de la Naci├│n de 1853 (con las reformas de 1860, 1866, 1957 y 1972), en su Segunda Parte, Secci├│n Tercera, preve├şa la existencia de un Poder Judicial cuya organizaci├│n y estructura respond├şa a las caracter├şsticas de la forma Estado liberal bajo el cual se constitu├şa la Rep├║blica Argentina.

El dise├▒o del proceso de selecci├│n y designaci├│n de los jueces era exclusivamente pol├ştico ya que el Poder Ejecutivo propon├şa una persona para ocupar el cargo y el Senado la aprobaba o la rechazaba.

En Chubut, en cambio, el proceso establecido por la Constituci├│n de 1957 ten├şa un fuerte sesgo corporativo. Los Colegios de Abogados de cada circunscripci├│n judicial deb├şan proponer ternas al Superior Tribunal de Justicia para el ingreso a la carrera judicial, que la pr├íctica extendi├│ a los ascensos, debiendo mediar antes de la designaci├│n por el Tribunal el acuerdo legislativo; no participaban los jueces y funcionarios judiciales en el sistema aunque la ley 3.760 (vigente desde noviembre 1992 hasta 1994) les acord├│ injerencia en una Comisi├│n T├ęcnica Asesora, con voz pero sin voto.

Las propuestas que se formularon al gobierno democr├ítico surgido en 1983, respecto de la reforma del Poder Judicial de la Naci├│n, entre otras de fondo, coincid├şan en la necesidad de crear un ├│rgano de gobierno u otro sistema que permitiera una mayor independencia de la administraci├│n de justicia.

Los Consejos de la Magistratura surgieron en ese marco como las instituciones adecuadas para superar la preponderancia absoluta del poder pol├ştico en el nombramiento y disposiciones del personal de la magistratura y fueron concebidos como instituciones aportantes de mayor independencia y fortaleza al Poder Judicial.

Es dable destacar que, antes de la reforma constitucional en el orden nacional, las Constituciones de las provincias de Chaco, Santiago del Estero, San Luis, R├şo Negro, San Juan, Formosa y Tierra del Fuego ya hab├şan creado Consejos de la Magistratura locales.

El Consejo de la Magistratura de la Naci├│n

Mediante la reforma de 1994, art├şculo 114, se introdujo en el ├ímbito nacional el Consejo de la Magistratura con amplias facultades:
1. Seleccionar mediante concursos p├║blicos los postulantes a las magistraturas inferiores.
2. Emitir propuestas en ternas vinculantes, para el nombramiento de los magistrados de los tribunales inferiores.
3. Administrar los recursos y ejecutar el presupuesto que la ley asigne a la administraci├│n de justicia.
4. Ejercer facultades disciplinarias sobre magistrados.
5. Decidir la apertura del procedimiento de remoci├│n de magistrados, en su caso ordenar la suspensi├│n, y formular la acusaci├│n correspondiente.
6. Dictar los reglamentos relacionados con la organizaci├│n judicial y todos aquellos que sean necesarios para asegurar la independencia de los jueces y la eficaz prestaci├│n de los servicios de justicia.

Ahora bien, el constituyente nacional no determin├│ el n├║mero de sus miembros ni qui├ęnes lo integrar├şan. Se limit├│ a se├▒alar las pautas directrices, conforme a la siguiente redacci├│n de textura abierta:

ÔÇťEl Consejo ser├í integrado peri├│dicamente de modo que se procure el equilibrio entre la representaci├│n de los ├│rganos pol├şticos resultante de la elecci├│n popular, de los jueces de todas las instancias y de los abogados de la matr├şcula federal. Ser├í integrado, asimismo, por otras personas del ├ímbito acad├ęmico y cient├şfico, en el n├║mero y la forma que indique la leyÔÇŁ.

La composici├│n equilibrada

La ley reglamentaria (24.937) tard├│ m├ís de tres a├▒os en ser dictada y no plasm├│ un dise├▒o equilibrado de los tres estamentos previstos por la Constituci├│n (abogados de la matr├şcula federal, magistratura de todas las instancias y representantes de los ├│rganos pol├şticos resultantes de la elecci├│n popular). Por el contrario, estableci├│ una representaci├│n pol├ştica mayoritaria, en detrimento de los otros sectores, al disponer en 20 el n├║mero de integrantes: el presidente de la Corte, 4 jueces, 8 legisladores, 4 abogados, 1 representante de Poder Ejecutivo y 2 del ├ímbito cient├şfico y acad├ęmico.

La ley 26.080, de febrero de 2006, redujo el n├║mero de consejeros a 13, y fortaleci├│ a├║n m├ís al sector pol├ştico al quedar con 7 miembros (3 senadores, 3 diputados y el representante del Poder Ejecutivo), en desmedro de la magistratura que redujo su n├║mero a 3, de los abogados que bajaron a 2 y de los acad├ęmicos que pasaron a tener s├│lo un representante.

El apartamiento de las directrices constitucionales a la hora de determinar la composici├│n del Consejo de la Magistratura motiv├│ una seria observaci├│n del Comit├ę del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Pol├şticos.

En el cuarto informe peri├│dico de Argentina (CCPR/C/ARG/4) en sus sesiones 2690┬¬ y 2691┬¬, celebradas los d├şas 10 y 11 de marzo de 2010, se aprob├│, entre otras, la siguiente observaci├│n: ÔÇťEl Comit├ę observa con preocupaci├│n que, a pesar del principio contenido en el art├şculo 114 de la Constituci├│n respecto al equilibrio que debe imperar en la composici├│n del Consejo de la Magistratura, existe en el mismo una marcada representaci├│n de los ├│rganos pol├şticos allegados al Poder Ejecutivo, en detrimento de la representaci├│n de jueces y abogados (art. 2 del Pacto)ÔÇŁ.

A rengl├│n seguido sostuvo: ÔÇťEl Estado parte debe tomar medidas con miras a hacer efectivo el equilibrio previsto en el precepto constitucional en la composici├│n del Consejo de la Magistratura, evitando situaciones de control del Ejecutivo sobre este ├│rganoÔÇŁ.

Huelga se├▒alar que las medidas tendientes a restaurar la manda constitucional de composici├│n equilibrada a├║n no se han tomado.

Este a├▒o se dict├│ la ley 25.855 que reform├│ el Consejo de la Magistratura nacional, estableciendo que estar├şa integrado por diecinueve (19) miembros, de acuerdo con la siguiente composici├│n:

* Tres jueces del Poder Judicial de la Naci├│n, elegidos por sufragio universal: dos por la lista ganadora por simple mayor├şa y uno por la que resulte en segundo lugar.
* Tres representantes de los abogados de la matr├şcula federal, elegidos por sufragio universal: dos representantes por la lista que resulte ganadora por simple mayor├şa y uno por la que resulte en segundo lugar.
* Seis representantes de los ├ímbitos acad├ęmico o cient├şfico, de amplia y reconocida trayectoria en alguna de las disciplinas universitarias reconocidas oficialmente, elegidos por sufragio universal: cuatro por la lista que resulte ganadora por simple mayor├şa y dos por la que resulte en segundo lugar.
* Seis legisladores. A tal efecto, los presidentes de la C├ímara de Senadores y de la C├ímara de Diputados, a propuesta de los bloques parlamentarios de los partidos pol├şticos, designar├ín tres legisladores por cada una de ellas, correspondiendo dos (2) a la mayor├şa y uno (1) a la primera minor├şa.
* Un (1) representante del Poder Ejecutivo.
La Corte Suprema de Justicia de la Naci├│n (18/6/2013, causa Rizzo) declar├│ inconstitucional la reforma en cuanto determinaba que los representantes de los jueces, abogados y acad├ęmicos en el Consejo de la Magistratura fueran elegidos por voto popular en lugar de serlo por sus pares. Si bien nada dijo del equilibrio es claro que este contin├║a siendo la asignatura pendiente.

El dise├▒o constitucional del Consejo de la Magistratura del Chubut

La provincia del Chubut puede aportar al debate nacional su experiencia en el dise├▒o y funcionamiento del Consejo de la Magistratura introducido como organismo extrapoder, por la reforma de 1994 que determin├│ no s├│lo sus funciones sino tambi├ęn una particular integraci├│n.

La principal funci├│n asignada es la de seleccionar magistrados y funcionarios judiciales mediante concurso de oposici├│n y antecedentes; a esta le agreg├│ la de recibir denuncias sobre delitos, faltas en el ejercicio de sus funciones, incapacidad sobreviniente o mal desempe├▒o contra los magistrados y funcionarios judiciales, debiendo instruir el sumario pertinente y elevar sus conclusiones al Superior Tribunal de Justicia o al Tribunal de Enjuiciamiento (art. 192, 4 C. Chubut).

El constituyente no le asign├│ injerencia en el presupuesto del Poder Judicial ni en la administraci├│n de justicia en general, facultades que han causado fuertes controversias entre la Corte Suprema y el Consejo nacional.

El n├║mero de integrantes se fij├│ en catorce miembros.

La composici├│n es la siguiente: cinco consejeros populares, que no pueden ser abogados ni empleados judiciales, que re├║nan los requisitos exigidos para ser elegido diputado; cuatro abogados, matr├şcula con una antig├╝edad en el t├ştulo no inferior a diez a├▒os; tres magistrados con rango no inferior a camarista o equivalente; el presidente del Superior Tribunal, que no preside el Consejo, y un empleado no abogado del Poder Judicial con por lo menos diez a├▒os de antig├╝edad en el mismo (art. 187).

Los miembros del Consejo de la Magistratura, a excepci├│n del presidente del Superior Tribunal de Justicia que se renueva anualmente, duran cuatro a├▒os en sus funciones y no pueden ser reelectos en forma consecutiva. El cuerpo se renueva por mitades cada bienio. Los reemplazantes deben tener id├ęntica representaci├│n que los integrantes a los que suceden (art. 188).

El presidente del Consejo de la Magistratura es designado por sus miembros a simple pluralidad de sufragios (art. 189). En caso de empate su voto decide.
El qu├│rum para sesionar es de ocho miembros y las resoluciones se toman por mayor├şa simple de votos. La asistencia es carga p├║blica (art. 190).

Los miembros del Consejo de la Magistratura son elegidos de la siguiente forma:
1. Los magistrados y funcionarios judiciales y los abogados por sus pares, aun entre los retirados y jubilados, mediante voto secreto a simple pluralidad de sufragios. El acto eleccionario se lleva a cabo en un mismo d├şa en cada circunscripci├│n judicial.

2. Los cinco representantes del pueblo, en oportunidad de las elecciones generales, de una lista de candidatos no necesariamente partidarios que presenta cada agrupaci├│n pol├ştica interviniente en el acto eleccionario a nivel provincial. El Poder Ejecutivo provee lo necesario a esos fines.

3. El representante de los empleados judiciales mediante elecci├│n que practican los mismos en toda la provincia.

En todos los casos se eligen titulares, que no pueden pertenecer a la misma circunscripci├│n judicial, y sus suplentes, bajo los mismos requisitos y condiciones (art.193).

Conclusiones

La provincia del Chubut puede aportar al debate nacional los ejes en los que se ha asentado el dise├▒o constitucional de su Consejo de la Magistratura que tiene casi dos d├ęcadas de funcionamiento, con distintas integraciones y ha seleccionado y designado a m├ís del 90 por ciento de los integrantes de la magistratura local. Estos son:

Los consejeros populares

Se ha introducido como novedad la representación popular, buscando resolver el intrincado problema de la legitimidad democrática de origen del Consejo de la Magistratura y del mismo Poder Judicial.

Uno de los mentores o quiz├ís el mentor de este dise├▒o, el Dr. Jos├ę Ra├║l Heredia, constituyente reformador que luego como diputado provincial present├│ el proyecto de Ley Org├ínica del Consejo de la Magistratura (Ley V N┬║ 70 , antes ley 4.086), nos explica en Reflexiones en torno a los consejos de la magistratura a prop├│sito de los diez a├▒os del Consejo de la Magistratura de la Provincia del Chubut, que se crey├│ altamente beneficioso, en t├ęrminos de asignar real poder e independencia a los jueces, que estos puedan afirmarse en la decisi├│n libre y democr├ítica de sus pares, de los abogados en ejercicio de la profesi├│n, e, igualmente, de representantes del pueblo, democr├íticamente elegidos, en elecciones generales.

El equilibrio

Sin dudas otros de los logros del constituyente del Chubut fue la integraci├│n equilibrada del Consejo de la Magistratura, desde la ├│ptica de los estamentos (que es la del constituyente nacional) pero tambi├ęn desde el punto de vista territorial.
Respecto de la primera, es claro que ning├║n estamento puede por s├ş imponer una determinada decisi├│n ya que no tiene la mayor├şa para hacerlo. El dise├▒o obliga a dialogar, a escuchar y a consensuar; no es poca cosa en estos tiempos.

Pero tambi├ęn esta composici├│n ha permitido una integraci├│n igualitaria de todas las circunscripciones judiciales de la provincia en cada uno de los estamentos (consejeros populares, abogados y jueces). Parad├│jicamente, el constituyente nacional nada ha previsto para lograr una composici├│n equilibrada desde el punto de vista regional.

Las audiencias p├║blicas

La ley reglamentaria ha dispuesto que todas las sesiones del Consejo de la Magistratura sin excepci├│n son p├║blicas (art. 15).

La manda legal ha generado un sistema transparente en todas las decisiones que se adoptan.

A modo de ejemplo, los procesos de selección de magistradas/os se basan en: a) la evaluación de antecedentes; b) la oposición (solución por escrito de asuntos prácticos relativos a la materia propia del cargo concursado y participación en un coloquio sobre un tema sorteado) en la que se cuenta con la colaboración de uno o más juristas invitados, y c) la entrevista personal a cargo del Pleno del Consejo.

Una vez finalizada esta ├║ltima etapa y le├şdo el dictamen del jurista invitado, cada uno de los catorce consejeros debe expresar a viva voz los motivos por los cuales decide votar a favor de uno u otro postulante.

La concentraci├│n temporal de la oposici├│n y la entrevista (no m├ís de tres d├şas) y la inmediata deliberaci├│n p├║blica a la que he hecho referencia generan un proceso impactante por su dinamismo y su marcada transparencia.

Adem├ís, por v├şa reglamentaria se ha previsto que, en lo posible, se lleven a cabo en la circunscripci├│n judicial correspondiente al asunto que resulte motivo principal de la convocatoria. Esto ha permitido la presencia del Consejo en todas las ciudades de la provincia con la consecuente difusi├│n de su actividad.

La publicidad se complementa con la publicaci├│n de las actas en la p├ígina electr├│nica oficial del Consejo y la grabaci├│n de las audiencias que se reproducen en el sitio electr├│nico y se entregan a quienes as├ş lo soliciten. El acceso a la informaci├│n est├í garantizado.

La retribuci├│n de los miembros del Consejo de la Magistratura

La Constituci├│n, como he se├▒alado, ha declarado carga p├║blica la funci├│n; en consecuencia, no hay ni retribuci├│n mensual ni dietas para sus miembros.

La ley reglamentaria ha previsto que los miembros del Consejo de la Magistratura perciban las indemnizaciones por los gastos en que incurren con motivo del mismo y una retribuci├│n por cada d├şa efectivo de sesi├│n, equivalente a un d├şa de salario que corresponda a un ministro del Superior Tribunal de Justicia, que se incluyen en el Presupuesto del cuerpo aprobado por la Legislatura. La retribuci├│n es igual para todos pero incompatible con cualquier otra a cargo del Estado, activa o pasiva.
La austeridad es otro logro del constituyente.

Conclusi├│n

La Constituci├│n de la provincia avanz├│ sobre aspectos vitales del Consejo de la Magistratura: n├║mero de integrantes, composici├│n equilibrada, duraci├│n de los mandatos y modo de elecci├│n de sus miembros.

El tiempo demuestra cuán acertada fue la decisión del constituyente. El Consejo de la Magistratura de la provincia del Chubut, con sus luces y sus sombras, cumple adecuadamente la función para la cual fue creado. Su experiencia puede ser un buen antecedente para el necesario debate sobre las asignaturas pendientes en el orden nacional.

<
>


DESCARGAR - VER
N┬║ 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
N┬║ 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 66: La Educaci├│n de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
N┬║ 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
N┬║ 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
N┬║ 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
N┬║ 59: La Responsabilizaci├│n en la gesti├│n p├║blica


DESCARGAR - VER
N┬║ 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
Nº 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
N┬║ 56: ASIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 55: Econom├şa Internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
N┬║ 53: N┬║ 53


DESCARGAR - VER
N┬║ 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
N┬║ 51: Juventud


DESCARGAR - VER
N┬║ 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
N┬║ 49: Libertad de expresi├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
N┬║ 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
N┬║ 44: EE.UU. y Am├ęrica Latina


DESCARGAR - VER
N┬║ 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
N┬║ 41: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 40: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 39: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 38: Econom├Ča Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
N┬║ 37: econom├şa social


DESCARGAR - VER
N┬║ 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
N┬║ 35: C├│rdoba


DESCARGAR - VER
N┬║ 34: Control Social


DESCARGAR - VER
N┬║ 33: Educaci├│n Superior


DESCARGAR - VER
N┬║ 32: G├ęnero


DESCARGAR - VER
N┬║ 31: 30 a├▒os de democracia


DESCARGAR - VER
N┬║ 30: Justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 29: Desaf├şos culturales


DESCARGAR - VER
N┬║ 28: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 27: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 26: N┬║ 26


DESCARGAR - VER
N┬║ 25: pueblos ind├şgenas


DESCARGAR - VER
N┬║ 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
N┬║ 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
N┬║ 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
N┬║ 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
N┬║ 20: AGUA


DESCARGAR - VER
N┬║ 19: Integraci├│n Regional


DESCARGAR - VER
N┬║ 18: Estado II


DESCARGAR - VER
N┬║ 17: Estado I


DESCARGAR - VER
N┬║ 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
N┬║ 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
N┬║ 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
N┬║ 12: Agroganader├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 10: Energ├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 9: Transporte


DESCARGAR - VER
N┬║ 8: Ciencia y tecnolog├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 7: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
N┬║ 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
N┬║ 3: Educaci├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix N┬║ 30
El Secreto de sus ojos

Justicia

Art├şculos de este n├║mero

Daniel Parise
Acceso a la Justicia
Vanina Almeida
El juicio por jurados como respuesta al reclamo social por una justicia leg├ştima
Silvia N. Alonso
Reforma del Consejo de la Magistratura nacional y la experiencia de Chubut
M. Victoria Mosmann
Requerimientos que llegan a la justicia civil. Los procesos judiciales a casi 20 a├▒os de la ├║ltima reforma constitucional
Ángela E. Ledesma
Oralidad de los procesos civiles y sus mitos
Leandro J. Giannini
Los fines de la reforma a la justicia civil. ┬┐Para qu├ę debemos cambiar la forma de hacer justicia?
Santiago Romay
La administraci├│n de justicia en la provincia de Buenos Aires y un cambio que resulta ineludible
Jos├ę Mar├şa Salgado
Eficacia de las decisiones judiciales
Miguel Ángel Salim
Proceso/poder. Efectividad de las sentencias
Patricia Bermejo
El proceso de familia
Francisco Verbic
Los procesos colectivos en la Rep├║blica Argentina
Sebastián Basualdo
Empleo en la Argentina: informalidad laboral. Trabajo eventual: la formalidad y registraci├│n laboral
Santiago Mart├şnez
La v├şctima y el sistema de justicia penal
Diego Garc├şa Yomha
El nuevo rol de los fiscales
Carolina Ahumada
Prisi├│n preventiva, estado de derecho y ejes para la reforma del proceso penal
Alfredo P├ęrez Galimberti
Proceso penal patag├│nico
Paula Mariana Imbrogno
Los procesos civiles y las experiencias en materias de gesti├│n
Claudia Sbdar
El programa de gestión de calidad del Poder Judicial de Tucumán y su propuesta de ejecución por procesos

Newsletter