Prefacio

Prefacio

Por Horacio Barri


 



-A A +A

Este nĂșmero de Voces en el FĂ©nix es, como los anteriores, un compromiso con la vida, que es, como dijo un hombre sabio, nada mĂĄs ni nada menos, lo Ășnico que tenemos.
Todos los autores integran y expresan distintos lugares de la trinchera de este defender la continuidad de la misma para todos, hoy amenazada muy seriamente, y actĂșan, como corresponde para afianzarla, en una forma entrelazada de reflexiĂłn/acciĂłn, potenciĂĄndose mutuamente.

Y son amigos, aunque algunos ni se conocen personalmente, porque como decĂ­a Baruch Spinoza, no hay amistad mĂĄs fuerte que la de los que comparten el amor por la verdad.

Y estos autores lo afirman en el dĂ­a a dĂ­a y con los otros, practicando en esa bĂșsqueda las pasiones alegres, que no es poco.

Y estas reflexiones en voz alta pretenden entender la complejidad de la trama en la que se apoyan las actitudes opuestas, las de la enfermedad como negocio, sustentada en las pasiones tristes. Basta para eso ver y comprender lo que pasa dentro de la olla, cuando todos los que reflexionan aquĂ­ levantan la tapa para ustedes.

Se persigue no sĂłlo la comprensiĂłn sino tambiĂ©n la generaciĂłn de actitudes que logren cambiar la situaciĂłn en momentos tan crĂ­ticos como los actuales, donde la naturaleza comienza a mostrar grandes señales de alerta ante la agresiĂłn de los grupos de poder humanos, que ponen en peligro la vida del planeta, la madre tierra, el hogar comĂșn, y entonces comprometen a cada uno de nosotros y de nuestros descendientes.

Poco antes de morir, Floreal Ferrara me contĂł ese encuentro circunstancial, pero visto a la distancia muy significativo, con RamĂłn Carrillo, alrededor de 1950:

“Yo estaba de visita en casa de un amigo enfermo en La Plata, reciĂ©n recibido de mĂ©dico, tendrĂ­a 24 o 25 años, y en el medio de esa visita tocan el timbre: era el ministro de Salud de la NaciĂłn que venĂ­a a visitar a su amigo enfermo. Mi amigo me presentĂł y ellos se pusieron a charlar animadamente; yo permanecĂ­a callado, como correspondĂ­a. En eso el ministro se da vuelta y me dice:

–¿Usted quĂ© opina: la salud es una cuestiĂłn fundamentalmente del Estado o de la comunidad?

Yo me quedé desconcertado, porque sentí como que el ministro me tomaba examen, y permanecí callado, entonces me reitera con una sonrisa:

–Usted es un mĂ©dico reciĂ©n recibido y quiero conocer cĂłmo piensan los jĂłvenes al respecto.

Le contesté la verdad sobre mis sentimientos y le dije:

–A mí me parece que a los dos.

Él me contestó:

–Yo pienso igual, y me parece que le he dado casi toda mi tarea sĂłlo a incrementar el rol del Estado y en eso me equivoquĂ©â€.

Yo en ese momento estaba mås preocupado por tratar de medir la magnitud de su padecimiento, no me podía convencer de que estuviera grave alguien de esa vitalidad constante, ese ímpetu arrollador, esa pasión desbordante que eran sus características permanentes, y no me puse a profundizar el anålisis de ese intercambio. Lo haría después y tiene que ver con el artículo que escribí en estas påginas. Pero sí quiero usarlo ahora para comentar cómo se expresa, en este armado de autores y temas, lo que a la larga me significó ese simple diålogo.

Lo que entendí con el tiempo es que se referían ambos a los dos aspectos contradictorios, pero no necesariamente antagónicos, en que se desenvuelven los ámbitos de la gestión y de la política, donde se desarrollan lo legal y lo legítimo, que desarrollo en “Salud legítima”.

Y puesto a coordinar este nĂșmero con esas perspectivas, paso a la presentaciĂłn de los autores que conforman esta publicaciĂłn.

Gianni Tognoni nos interpela con la definiciĂłn tan fuerte de considerar a “las muertes y enfermedades como expresiĂłn moderna de genocidio” y preguntarnos: “Las muertes/enfermedades que tocan a la mayorĂ­a del mundo son amplia y fĂĄcilmente evitables
 Si año tras año esta no-evitabilidad se vuelve realidad una y otra vez, es lĂ­cito/obligatorio preguntarse sobre responsabilidades”.

Howard Waitzkin estĂĄ trabajando –como decĂ­a JosĂ© Martí– desde el monstruo y mostrando sus entrañas, tarea que culmina en “La salud al final del imperio”, libro presentado en el reciente Congreso de ALAMES y del que nos envĂ­a el primer capĂ­tulo, a fin de ir generando un ida y vuelta entre compañeros de allĂ­ y de acĂĄ. Porque si bien las grietas en el imperio son cada vez mĂĄs evidentes, los cambios –por su complejidad y segura violencia– son necesarios de prever conjuntamente.

JosĂ© Carlos Escudero y Florencia Cendali/Graciela Cohen coinciden, desde ĂĄngulos diferentes, en describir el uno los condicionantes estructurales de la salud (desde los de la biosfera, pasando por los supranacionales, los histĂłricos, los del sistema socioeconĂłmico en que estamos insertos, hasta los nacionales) y las otras en cĂłmo incidieron las polĂ­ticas pĂșblicas del Ășltimo decenio en la salud colectiva y la justicia social. Y coinciden tambiĂ©n en la justeza, profundidad y pasiĂłn que ponen en sus empeños.

Producto de una “zapada” que hicieron en CĂłrdoba hace pocos meses, HĂ©ctor Seia y Osvaldo SaidĂłn, ante un pĂșblico muy diverso, desde promotores de salud del norte rural y pobre de la provincia hasta profesionales de la salud que realizan juntos un seminario permanente de EpidemiologĂ­a Comunitaria, surgiĂł este “Salud mental es polĂ­tica. PolĂ­ticas de salud mental”, donde la salud mental rompe con el ĂĄmbito especĂ­fico de especialidad acadĂ©mica y se inserta en la vida cotidiana.

TambiĂ©n producto de un panel en la Universidad Nacional de CĂłrdoba, Miryam Gorban y Fernando Barri coinciden en sus miradas, desde observatorios cientĂ­ficos diferentes –la NutriciĂłn y la BiologĂ­a–, en que salud, ambiente y soberanĂ­a alimentaria son cuestiones inseparables. Ambos se relacionan con lo que decĂ­a Jean Ziegler hace años desde ONU: “La especulaciĂłn sobre los alimentos bĂĄsicos, aunque sea legal, es un crimen contra la humanidad, que los paĂ­ses democrĂĄticos deben impedir” (hace pocos dĂ­as, encargado por Naciones Unidas de juzgar las propuestas de los fondos buitre, las calificĂł de genocidas...).

El trĂ­o siguiente demuestra que se pueden correr los lĂ­mites de las gestiones para ponerlos al servicio de las comunidades, o sea, desde lo legal acercarse a lo legĂ­timo.

Ellos son Javier Mignone y John Harold GĂłmez Vargas, que analizan el uso contrahegemĂłnico de aspectos o elementos hegemĂłnicos, como es la gerenciadora de una etnia indĂ­gena de Colombia, la Anas Wayuu, a la que le bastĂł ser fiel a su pueblo, dando provisiĂłn de servicios de salud efectivos, eficientes y culturalmente aceptados, prevenciĂłn de enfermedades y promociĂłn de la salud a nivel comunitario, respetando las culturas tradicionales.

Paco Canelo y AnalĂ­a Sampaoli muestran desde su trabajo en el PAMI Regional CĂłrdoba que similares resultados se logran en el interior rural y pobre del norte cordobĂ©s, y en la ciudad capital, con la estrategia de la EpidemiologĂ­a Comunitaria, donde la participaciĂłn popular en la toma de decisiones –no sĂłlo en las acciones– posibilita que el protagonismo solidario sea lo esencial y donde los “nadies” aparecen con sus nombres y apellidos, don Polo Herrera, doña Clarita Aguirre, doña Cleta Segovia, don Tito de DeĂĄn Funes, Doña Palmira de BÂș Comercial y otros, recuperando la dignidad perdida, en este “camino de las comunidades”.

Daniel Gollan es la buena noticia del año en el Ministerio de Salud de la NaciĂłn, y desde que asumiĂł lleva a lo ancho y largo del paĂ­s una propuesta, compleja y extensa, de la que extrajimos y publicamos algunos aspectos fundamentales, con el objetivo no de instalarla como verdad sino de ser discutida, analizada, modificada, para asĂ­ ser parte de un protagonismo solidario y transformador. El planteo es que si se comparte este crear juntos la propuesta, no interesa la “camiseta” que se tenga, sino ponerse a trabajar juntos.

Giglio Prado, médico y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Matanza, nos acerca un sentido anålisis sobre la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES), con el derecho de haberse constituido en uno de los impulsores mås fervientes de esta importante institución latinoamericana y nos aporta ademås la declaración final del XIII Congreso de ALAMES, realizado hace pocos días en El Salvador al cumplirse los 30 años de su fundación.

Casi para el cierre llega otro gran amigo, Mario Róvere, que suma la dimensión regional a esta propuesta, nos habla de soberanía y nos introduce en la disputa entre Estados y empresas farmacéuticas como parte central del acceso real al derecho a la salud de las grandes mayorías.

Finalmente, y para retomar las primeras reflexiones, intento acercarme a la discusión planteada recientemente en la Argentina en torno a la Justicia –legal o legítima– para extenderla al campo de la salud y pensar en sus alcances e implicancias.

Para el cierre dejamos como postre un espacio especial para El Troesma. Don Mario Testa lo presenta y sĂłlo se puede decir que tiene todos los sabores del mundo, por lo que recomiendo saborearlo con tiempo y dedicaciĂłn.

<
>


DESCARGAR - VER
NÂș 76: INDUSTRIA Y DESARROLLO


DESCARGAR - VER
NÂș 75: FormaciĂłn Docente


DESCARGAR - VER
NÂș 74: PODER Y COMUNICACIÓN


DESCARGAR - VER
NÂș 73: ELITES


DESCARGAR - VER
NÂș 72: Pueblos Originarios


DESCARGAR - VER
NÂș 71: El derecho a la ciudad


DESCARGAR - VER
NÂș 70: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
NÂș 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
NÂș 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
NÂș 66: La EducaciĂłn de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
NÂș 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
NÂș 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
NÂș 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
NÂș 59: La ResponsabilizaciĂłn en la gestiĂłn pĂșblica


DESCARGAR - VER
NÂș 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
NÂș 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
NÂș 56: ASIA


DESCARGAR - VER
NÂș 55: EconomĂ­a Internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
NÂș 53: NÂș 53


DESCARGAR - VER
NÂș 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
NÂș 51: Juventud


DESCARGAR - VER
NÂș 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
NÂș 49: Libertad de expresiĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
NÂș 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
NÂș 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
NÂș 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
NÂș 44: EE.UU. y AmĂ©rica Latina


DESCARGAR - VER
NÂș 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
NÂș 41: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 40: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 39: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 38: EconomĂŹa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
NÂș 37: economĂ­a social


DESCARGAR - VER
NÂș 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
NÂș 35: CĂłrdoba


DESCARGAR - VER
NÂș 34: Control Social


DESCARGAR - VER
NÂș 33: EducaciĂłn Superior


DESCARGAR - VER
NÂș 32: GĂ©nero


DESCARGAR - VER
NÂș 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
NÂș 30: Justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 29: DesafĂ­os culturales


DESCARGAR - VER
NÂș 28: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 27: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 26: NÂș 26


DESCARGAR - VER
NÂș 25: pueblos indĂ­genas


DESCARGAR - VER
NÂș 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
NÂș 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
NÂș 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
NÂș 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
NÂș 20: AGUA


DESCARGAR - VER
NÂș 19: IntegraciĂłn Regional


DESCARGAR - VER
NÂș 18: Estado II


DESCARGAR - VER
NÂș 17: Estado I


DESCARGAR - VER
NÂș 16: Industria


DESCARGAR - VER
NÂș 15: Seguridad democrĂĄtica


DESCARGAR - VER
NÂș 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
NÂș 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
NÂș 12: AgroganaderĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 10: EnergĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 9: Transporte


DESCARGAR - VER
NÂș 8: Ciencia y tecnologĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 7: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 6: Empleo


DESCARGAR - VER
NÂș 5: HĂĄbitat y vivienda


DESCARGAR - VER
NÂș 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
NÂș 3: EducaciĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix NÂș 41
LA VERDAD INCÓMODA

Salud

ArtĂ­culos de este nĂșmero

Horacio Barri
Prefacio
Gianni Tognoni
ÂżLas muertes y enfermedades como expresiĂłn moderna del genocidio?
Howard Waitzkin
El componente histĂłrico de la salud en el imperio
José Carlos Escudero
Condicionantes supranacionales de la salud colectiva argentina
Graciela Cohen y Florencia Cendali
Reflexiones sobre salud colectiva y justicia social
HĂ©ctor Seia
Salud mental es polĂ­tica. Esbozo para un debate
Osvaldo SaidĂłn
PolĂ­ticas de salud mental
Miryam K. de Gorban
Hablemos de soberanĂ­a alimentaria
Fernando Barri
Soja, ambiente y salud: debates pendientes en relaciĂłn al actual modelo de desarrollo para el campo argentino
Javier Mignone y John Harold GĂłmez Vargas
Anas Wayuu, el Ă©xito de una organizaciĂłn indĂ­gena de salud colombiana en medio de un sistema en crisis
Osvaldo Canelo y AnalĂ­a Sampaoli
El camino de autonomĂ­a de las comunidades
Daniel GollĂĄn
El camino hacia la transformaciĂłn sanitaria. Una propuesta desde el campo nacional y popular
Giglio Prado y VerĂłnica GonzĂĄlez
La medicina social y los desafíos impostergables en Nuestra América
Mario Rovere
La producciĂłn pĂșblica de medicamentos en la Unasur; una mirada desde la salud internacional
Horacio Barri
ÂżSalud legĂ­tima?
Mario Testa
Ejes articuladores en el campo de la salud

Newsletter