Malvinas

Malvinas

Por Federico Pinedo

El reclamo argentino por la soberanía del archipiélago debe ir acompañado de una disposición al diålogo, sin resignar por ello las justas pretensiones del país. Para ello se requiere aumentar las comunicaciones y acciones conjuntas, culturales, educativas, de deporte y de intereses económicos entre el continente y las islas.
 
Senador de la NaciĂłn (PRO) por la Ciudad de Buenos Aires


-A A +A

Lamentablemente, nos tocĂł a los argentinos ser una de las vĂ­ctimas del colonialismo britĂĄnico en el siglo XIX y por eso vimosparte de nuestras tierras invadidas y tomadas por la principal Armada del planeta, en esos dĂ­as. En realidad intentaron tomar todo nuestro paĂ­s dos veces, mientras aĂșn era parte del imperio español, pero su fracaso los llevĂł a quedarse en un pequeño lugar que les servĂ­a como un apeadero en sus navegaciones por el AtlĂĄntico Sur. Desde esas islas tomaron otras (como las Orcadas, Georgias y Sandwich) y en algĂșn caso nos vendieron sus instalaciones y terrenos cuando se fueron (Orcadas del Sur). Implantaron allĂ­ unas cuantas personas, de a ratos una decena, de a ratos nadie, luego algo mĂĄs, en una poblaciĂłn cambiante. Ahora, en el siglo XXI hay allĂ­ unos mil y pico de nativos, bastantes chilenos que promueven preferentemente el vĂ­nculo con su paĂ­s y nos son hostiles, muchos militares britĂĄnicos y algunos civiles nacidos en Inglaterra que incluso ocupan altas posiciones polĂ­ticas en las islas.

Sostener que ese es un pueblo que debe autodeterminarse, sin considerar el principio de integridad territorial, es la posiciĂłn britĂĄnica, aunque la autodeterminaciĂłn y la integridad territorial son los dos principios de Naciones Unidas a respetar en los procesos de descolonizaciĂłn. La posiciĂłn argentina es que debe respetarse la integridad territorial y que la autodeterminaciĂłn a reconocer es la del pueblo argentino, al que se le usurpĂł parte del territorio. No obstante ello, la Argentina tomĂł una decisiĂłn muy abierta en la materia, cuando incorporĂł a su ConstituciĂłn, en 1994, una clĂĄusula que establece que, en el proceso de recuperaciĂłn de nuestra soberanĂ­a sobre las islas y espacios marĂ­timos circundantes, nos comprometemos a respetar el “modo de vida” de los isleños, concepto extraordinariamente abarcativo que favorece notablemente a la poblaciĂłn de las islas.

Dada esa clĂĄusula constitucional, parece bastante claro que, si bien la Argentina no reconoce a los isleños como una parte distinta de los britĂĄnicos en el conflicto, se ha comprometido a dialogar con ellos, pues no se puede respetar el modo de vida de alguien sin escuchar su punto de vista al respecto. De modo que generar ĂĄmbitos de diĂĄlogo estĂĄ en la esencia de la posiciĂłn argentina, y el diĂĄlogo, para ser cooperativo y constructivo, sĂłlo puede basarse en la confianza mutua. Los seres humanos sĂłlo cooperan para buscar el beneficio mutuo cuando existe confianza entre ellos. La confianza y la cooperaciĂłn suelen ser hijas del conocimiento del otro y del trabajo conjunto, que crea intereses comunes, por lo que ambas partes en algĂșn momento quieren preservar el vĂ­nculo que los une y los intereses de ambos. Ese es un camino que hay que recorrer y los que se niegan a hacerlo dilatan la bĂșsqueda de un diĂĄlogo, que es la base de un acuerdo.

Soy de las personas que creen que el hombre es un ser social, que es propiamente un hombre desarrollando su potencial cuando interactĂșa positivamente con los demĂĄs y con el medio ambiente y que, por lo tanto, integrar lo diverso y aumentar la interacciĂłn con lo ajeno a nosotros es el camino de mayor valor. Por eso, creo, aumentar las comunicaciones y acciones conjuntas, culturales, educativas, de deporte y de intereses econĂłmicos entre el continente y las islas, es algo en principio positivo a buscar. Tengo claro que no podemos decir que nuestro objetivo nacional es dialogar y al mismo tiempo dinamitar cualquier posibilidad de generar confianza, porque ese camino no lleva al diĂĄlogo. Entonces creo que hay que generar confianza.

Dicho esto, veo como extraordinariamente valiosa e importante para la tarea de recuperaciĂłn de nuestra soberanĂ­a la acciĂłn fuerte y decidida del gobierno argentino en los ĂĄmbitos multilaterales. La Argentina, luego de patrocinar el caso en la Asamblea de las Naciones Unidas, se ha presentado a la Corte de La Haya por primera vez, defendiendo el principio de integridad territorial, en el caso de las islas Mauricio –en conflicto con el Reino Unido– y ese tal vez sea uno de los pasos mĂĄs trascendentes en la defensa de nuestros intereses nacionales en muchas dĂ©cadas. Ese camino puede abrirnos posibilidades muy importantes para una resoluciĂłn futura.

Creo que los argentinos debemos trabajar seria y consistentemente para elaborar una propuesta de cĂłmo serĂ­a el futuro que queremos para todos los involucrados en el conflicto y tambiĂ©n debemos sentar las bases que permitan el diĂĄlogo sobre soberanĂ­a cuyo apoyo solicitamos cada año en el ComitĂ© de DescolonizaciĂłn de las Naciones Unidas. Creo que la RepĂșblica Argentina deberĂ­a poder resolver este problema, que involucra a algo mĂĄs de 1.000 personas, por medio de una negociaciĂłn inteligente y de buena fe.

<
>


DESCARGAR - VER
NÂș 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
NÂș 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
NÂș 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
NÂș 66: La EducaciĂłn de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
NÂș 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
NÂș 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
NÂș 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
NÂș 59: La ResponsabilizaciĂłn en la gestiĂłn pĂșblica


DESCARGAR - VER
NÂș 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
NÂș 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
NÂș 56: ASIA


DESCARGAR - VER
NÂș 55: EconomĂ­a Internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
NÂș 53: NÂș 53


DESCARGAR - VER
NÂș 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
NÂș 51: Juventud


DESCARGAR - VER
NÂș 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
NÂș 49: Libertad de expresiĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
NÂș 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
NÂș 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
NÂș 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
NÂș 44: EE.UU. y AmĂ©rica Latina


DESCARGAR - VER
NÂș 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
NÂș 41: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 40: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 39: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 38: EconomĂŹa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
NÂș 37: economĂ­a social


DESCARGAR - VER
NÂș 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
NÂș 35: CĂłrdoba


DESCARGAR - VER
NÂș 34: Control Social


DESCARGAR - VER
NÂș 33: EducaciĂłn Superior


DESCARGAR - VER
NÂș 32: GĂ©nero


DESCARGAR - VER
NÂș 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
NÂș 30: Justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 29: DesafĂ­os culturales


DESCARGAR - VER
NÂș 28: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 27: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 26: NÂș 26


DESCARGAR - VER
NÂș 25: pueblos indĂ­genas


DESCARGAR - VER
NÂș 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
NÂș 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
NÂș 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
NÂș 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
NÂș 20: AGUA


DESCARGAR - VER
NÂș 19: IntegraciĂłn Regional


DESCARGAR - VER
NÂș 18: Estado II


DESCARGAR - VER
NÂș 17: Estado I


DESCARGAR - VER
NÂș 16: Industria


DESCARGAR - VER
NÂș 15: Seguridad democrĂĄtica


DESCARGAR - VER
NÂș 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
NÂș 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
NÂș 12: AgroganaderĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 10: EnergĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 9: Transporte


DESCARGAR - VER
NÂș 8: Ciencia y tecnologĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 7: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 6: Empleo


DESCARGAR - VER
NÂș 5: HĂĄbitat y vivienda


DESCARGAR - VER
NÂș 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
NÂș 3: EducaciĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix NÂș 67
UN LUGAR BAJO EL SOL

Relaciones Internacionales

ArtĂ­culos de este nĂșmero

Mario Rapoport
Sobre el libre comercio y las polĂ­ticas de apertura del sector externo
MarĂ­a Cecilia MĂ­guez
Las bases de la polĂ­tica exterior del gobierno de la alianza Cambiemos
Leandro Morgenfeld
Macri, con Obama y Trump: persisten las dificultades bilaterales
Cecilia NahĂłn
América latina en el G-20: continuidades y rupturas de la agenda regional (2008-2018)
Enrique J.M. Manson
PolĂ­ticas exteriores alternativas
Carlos Escudé
Realismo social: una polĂ­tica exterior al servicio del pueblo
Alejandro Simonoff
Las corrientes de pensamiento predominantes de la polĂ­tica externa argentina
AgustĂ­n Crivelli
El actual comercio exterior argentino (des)administrado
Julio C. Gambina
La posiciĂłn argentina frente a la OMC
Jorge Gaggero y Juan Valerdi
La Argentina y las “guaridas fiscales”
Julio Sevares
Relaciones ALC-China, oportunidades y desafĂ­os
Eduardo Daniel Oviedo
Las relaciones argentino-chinas a dos años de la alternancia política
Edmundo AnĂ­bal Heredia
RegionalizaciĂłn y relaciones trans-nacionales
Eduardo Madrid
El nuevo papel de Brasil en la polĂ­tica exterior argentina y viceversa
Jorge Gonzalorena Döll
Las relaciones entre Argentina y Chile
Ricardo Vicente
Guatemala: el primer golpe de la CIA en América latina
Federico Pinedo
Malvinas
Miryam Colacrai
La Argentina y sus intereses antĂĄrticos. Proyecciones de su accionar en un contexto complejo
Gladys Lechini
Voces argentinas en África, al ritmo de los impulsos
Federico Bernal
Hidrocarburos. Resumen y balance 2015-2017
Andrés Musacchio
El Mercosur en la mesa de saldos: las negociaciones en pos de un acuerdo de libre comercio con la UniĂłn Europea
NoemĂ­ Brenta
Argentina, la rémora del sector externo

Newsletter