La vigencia de la crisis

La vigencia de la crisis

Por Abraham Leonardo Gak

 


-A A +A

A finales de la Segunda Guerra Mundial los países que resultaron vencedores procedieron a crear distintas organizaciones con la intención de generar seguridad política y económica en el mundo occidental, de modo de garantizar el progreso de las naciones. Sin embargo, el objetivo real de los organismos creados (como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas –incluido el poder de veto de alguno de sus miembros–, el Fondo Monetario Internacional –FMI–, el Banco Mundial –BM–, la Organización Mundial de Comercio –OMC– y tantos otros) era el de consolidar el poder de los países triunfantes.
Una vez iniciado el siglo xxi, se pone a prueba la eficacia y utilidad de estas instituciones. La crisis del año 2008, que tuvo su origen en Estados Unidos, ha sido ejemplificadora respecto de las consecuencias que trae aparejadas el manejo imprudente de los recursos dinerarios del sistema financiero.

Con la intención de sostener un nivel de vida al que la sociedad norteamericana estaba habituada, se empleó un sistema crediticio imprudente, constituyendo una burbuja de bienestar que era insostenible. A este mecanismo ilusorio debe sumarse la creación de los llamados derivados, que no fueron mås que la cesión a terceros países de esos créditos que tendían inexorablemente a fracasar. Ese fue el circuito mediante el cual se expandió, una vez originada, la crisis a todo el planeta.

Una vez que la burbuja explotó, las enormes emisiones de moneda destinadas a atender los efectos de la crisis solo fueron dirigidas a rescatar al sistema financiero, sin considerar la penosa situación de los deudores que no podían cancelar sus créditos.

La contracción del crédito resultante afectó directamente a los países emergentes, los cuales se quedaron sin financiamiento externo, dando lugar a que algunos de ellos encaren acciones y políticas endógenas para atender los requerimientos de una población ya de por sí debilitada económicamente.

Es asĂ­ como varios de los paĂ­ses de AmĂ©rica del Sur comienzan a discutir polĂ­ticas tendientes a modificar la distribuciĂłn del ingreso, al tiempo que inician un largo proceso en busca de la definitiva independencia de los paĂ­ses centrales, que estaban ansiosos por trasladar las crisis propias. Argentina, Brasil, Venezuela, Ecuador y Bolivia son los paĂ­ses donde surgen estos movimientos, llamĂ©moslos heterodoxos, con sus particularidades y necesidades, pero todos con el objetivo comĂșn de sostener las mejores condiciones de vida posibles de sus poblaciones y corregir, en muchos casos, las inequidades producto del nivel de participaciĂłn en la distribuciĂłn de los ingresos.

Este proceso de aglutinamiento y bĂșsqueda de salidas comunes contra la presiĂłn externa que tuvo lugar en estos paĂ­ses dio paso al nacimiento de acuerdos internacionales que tenĂ­an el objetivo inicial de sostener la independencia polĂ­tica de sus miembros y la intenciĂłn de avanzar hacia la formulaciĂłn de planteos econĂłmicos comunes. Estas intenciones fueron naturalmente enfrentadas por los intereses transnacionales, sostenidos mayoritariamente por un sistema mediĂĄtico oligopĂłlico que se reproducĂ­a al interior de cada paĂ­s.

La disputa era evidente en toda la regiĂłn. En este marco, Estados Unidos abandonĂł definitivamente su pretensiĂłn de crear un Área de Libre Comercio para las AmĂ©ricas, y avanzĂł en la constituciĂłn de acuerdos bilaterales o semirregionales como la denominada Alianza del PacĂ­fico, que incluye a Chile, Colombia, MĂ©xico y PerĂș. De mĂĄs estĂĄ decir que estos acuerdos muestran una clara vinculaciĂłn favorable a los intereses de la potencia del norte del continente.

El mascarĂłn de proa de este proceso es sin dudas el herramental que poseen las empresas multinacionales, las cuales avanzan con la intenciĂłn de incorporar a su ĂĄmbito de influencia a aquellos paĂ­ses que, justamente, siempre rechazaron todo acuerdo que tendiera a reducirlos a la condiciĂłn de proveedores de materias primas y clientes de la importaciĂłn de origen industrial que estas grandes compañías producen en las potencias industriales y que ante la situaciĂłn de crisis necesitan exportar. Lamentablemente, la Argentina pareciera, a partir del Ășltimo cambio de gobierno, haber iniciado el camino de la aceptaciĂłn de esas condiciones, a partir de las negociaciones iniciadas por expresa decisiĂłn del Presidente de la NaciĂłn.

Simultåneamente, algunos de los países europeos, que sufren también las consecuencias de la crisis, han aceptado las condiciones de ajuste impuestas por el sistema financiero. Lastimosamente esto se logró con el apoyo de la mayor parte de la población, que estå convencida de que los mercados son los mejores asignadores de los ingresos.

En América del Sur, la resistencia de los países que eligieron otro camino ante la crisis hace muy difícil la consolidación del retorno al sistema neoliberal que impera en Occidente. Esto desató en los grupos de poder concentrado todo tipo de estrategias, desde desabastecimientos hasta una artillería plagada de argumentaciones falaces e inescrupulosas con el objetivo de descabezar gobiernos.

Como siempre, serĂĄn las comunidades las encargadas de elegir su futuro, sopesando entre fortalecer su independencia o sumergirse en un proceso en el cual se verĂĄn avasallados sus derechos elementales.

Ante la cada vez mĂĄs activa presencia de los intereses de los paĂ­ses centrales en las polĂ­ticas de los paĂ­ses emergentes, solo el convencimiento en la propia fuerza harĂĄ posible que los pueblos de la regiĂłn continĂșen decidiendo la manera de construir su futuro.

<
>


DESCARGAR - VER
NÂș 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
NÂș 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
NÂș 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
NÂș 66: La EducaciĂłn de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
NÂș 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
NÂș 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
NÂș 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
NÂș 59: La ResponsabilizaciĂłn en la gestiĂłn pĂșblica


DESCARGAR - VER
NÂș 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
NÂș 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
NÂș 56: ASIA


DESCARGAR - VER
NÂș 55: EconomĂ­a Internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
NÂș 53: NÂș 53


DESCARGAR - VER
NÂș 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
NÂș 51: Juventud


DESCARGAR - VER
NÂș 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
NÂș 49: Libertad de expresiĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
NÂș 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
NÂș 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
NÂș 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
NÂș 44: EE.UU. y AmĂ©rica Latina


DESCARGAR - VER
NÂș 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
NÂș 41: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 40: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 39: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 38: EconomĂŹa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
NÂș 37: economĂ­a social


DESCARGAR - VER
NÂș 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
NÂș 35: CĂłrdoba


DESCARGAR - VER
NÂș 34: Control Social


DESCARGAR - VER
NÂș 33: EducaciĂłn Superior


DESCARGAR - VER
NÂș 32: GĂ©nero


DESCARGAR - VER
NÂș 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
NÂș 30: Justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 29: DesafĂ­os culturales


DESCARGAR - VER
NÂș 28: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 27: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 26: NÂș 26


DESCARGAR - VER
NÂș 25: pueblos indĂ­genas


DESCARGAR - VER
NÂș 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
NÂș 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
NÂș 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
NÂș 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
NÂș 20: AGUA


DESCARGAR - VER
NÂș 19: IntegraciĂłn Regional


DESCARGAR - VER
NÂș 18: Estado II


DESCARGAR - VER
NÂș 17: Estado I


DESCARGAR - VER
NÂș 16: Industria


DESCARGAR - VER
NÂș 15: Seguridad democrĂĄtica


DESCARGAR - VER
NÂș 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
NÂș 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
NÂș 12: AgroganaderĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 10: EnergĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 9: Transporte


DESCARGAR - VER
NÂș 8: Ciencia y tecnologĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 7: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 6: Empleo


DESCARGAR - VER
NÂș 5: HĂĄbitat y vivienda


DESCARGAR - VER
NÂș 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
NÂș 3: EducaciĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix NÂș 55
CENIZAS DEL PARAÍSO

EconomĂ­a Internacional

ArtĂ­culos de este nĂșmero

Pablo G. Bortz
Un retroceso permanente
Augusto Costa
ÂżDe quĂ© hablamos cuando hablamos de “Brexit”?
Leandro MartĂ­n Ottone y NicolĂĄs Todesca
Del “Brexit” a la crisis de la banca italiana: problemas financieros actuales
Fernando AgustĂ­n Falbo y Haroldo Montagu
Latinoamérica, (otra vez) en la encrucijada
Carlos Bianco
Las dos puntas: la Argentina entre el Mercosur y la Alianza del PacĂ­fico
Eduardo Crespo
Brasil: la vuelta al estancamiento relativo
Carlos Marichal
El regreso de las deudas externas. Un nuevo capĂ­tulo en la historia financiera y polĂ­tica latinoamericana
MartĂ­n Burgos
China: un gigante con pies de barro
Manuel F. Montes
Sobre la existencia de cuestiones sistémicas y sus implicancias en materia de políticas
Jorge Arturo Luna, RaĂșl Esqueda y Oscar Ugarteche
El Fondo y sus proyecciones: qué lejos estås de mí
DemiĂĄn Dalle y Enrique Aschieri
Dificultades actuales y entrevistas sobre las multinacionales
GermĂĄn Pinazo y Alan Cibils
Algunos elementos para pensar el problema de la industrializaciĂłn en el marco de la nueva divisiĂłn internacional del trabajo
Bernardo Lischinsky
DistribuciĂłn del ingreso y la riqueza a nivel mundial

Newsletter