La experiencia del Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescente

La experiencia del Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescente

Por Anahí Aizpuru* y Virginia Tedeschi**

El trabajo infantil constituye una de las formas más extendidas de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes. La generación y el análisis de la información es clave para la elaboración de políticas públicas que ayuden a resolver este problema.
 
*Socióloga. Coordinadora del OTIA **Abogada UBA


-A A +A

El trabajo infantil constituye una de las formas más extendidas de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes. El deterioro de los indicadores sociales y particularmente del mercado de trabajo pone en evidencia nuevos aspectos de la “cuestión social”; los niños cargan con el mayor costo de la pobreza y en muchos casos son los que proveen la mano de obra sustituta o complementaria para cubrir las necesidades de los hogares.

La complejidad del fenómeno responde a múltiples determinantes y a algunas particularidades. Entre los primeros, se reconocen principalmente factores económicos, políticos y culturales. Entre las particularidades, se distingue la “invisibilidad” del trabajo infantil vinculada a actividades ocultas como el trabajo doméstico o el que se desarrolla en talleres clandestinos, por ejemplo, la “naturalización” del problema que reproduce ideas asociadas a la inevitabilidad de la pobreza o al valor formativo del trabajo, y por último, la “negación” de quienes contratan a niños y resisten la sanción social o legal.

La necesidad de dar una respuesta adecuada para la puesta en marcha de programas y proyectos de prevención y erradicación del trabajo infantil requiere, por lo tanto, de diagnósticos precisos.

Por eso, la investigación sobre trabajo infantil debe abarcar el problema en toda su extensión, desde un enfoque interdisciplinario y complementando distintas metodologías. En primer lugar es preciso avanzar en la medición de cuántos niños y niñas trabajan, conocer las características de las actividades que realizan, así como su entorno familiar y social. También es preciso indagar sobre los distintos condicionantes que se presentan y sobre las percepciones que los distintos actores sociales construyen sobre el fenómeno.

La información como insumo para la toma de decisiones

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS) desde el año 2003 encara su accionar planificando y diseñando la política pública de la mano de la generación y análisis de información y conocimiento. Prueba de ello ha sido la jerarquización que se le otorga al área del MTEySS que se ocupa de los estudios laborales (producción de datos, estudios sobre la dinámica del empleo, el mercado laboral y la seguridad social). En este sentido, y a efectos de atender nuevas problemáticas sociolaborales, el MTEySS crea, en el año 2004 y en el ámbito de la Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales, el Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescente (OTIA) para contribuir a la generación de diagnósticos precisos sobre trabajo infantil que permitan definir políticas y programas, así como dar seguimiento y reorientar acciones.

Para el MTEySS la prevención y erradicación del trabajo infantil y la protección del trabajo adolescente constituyen una prioridad en materia de política pública. A modo de ejemplo pueden mencionarse distintas experiencias, como la conformación de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), espacio del que participan representantes de distintas áreas del gobierno nacional, del sector sindical y empleador, del episcopado argentino y, en calidad de asesores, OIT y Unicef. El diseño de un Plan Nacional que fuera consensuado entre la CONAETI y las distintas jurisdicciones a través de la participación de las Comisiones Provinciales para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI) y la conformación de una Red de Empresas para la prevención y erradicación del trabajo infantil. El trabajo articulado entre estos actores ha permitido desde hace unos años la ejecución del Programa Jardines de Cosecha en Salta, Jujuy y Mendoza, para la atención y cuidado de niños y niñas, hijos de trabajadores rurales.

El trabajo infantil sólo podrá erradicarse si todos los actores ejercen un rol responsable y proactivo que implique un mayor apego a la ley. Es fundamental desarrollar una acción eficaz dirigida a aquellos empresarios que con total conocimiento se sirven de niños, niñas y/o adolescentes sin respetar su condición de tales, incluso en sectores que ostentan alta rentabilidad.

Actualmente se viene trabajando en el fortalecimiento de las áreas de fiscalización comprometidas en el control y sanción y también se intenta involucrar y comprometer a sindicatos y empleadores en la tarea. En este proceso y con el fin de cumplir con la legislación vigente surgen nuevas herramientas como: la incorporación de cláusulas en la negociación colectiva, los convenios de corresponsabilidad gremial en materia de seguridad social (decreto 1370/08) y regulaciones sobre condiciones de trabajo para trabajadores agrarios, cíclicos y estacionales (Resolución CNTA 11/1/2011).

¿De qué hablamos cuando hablamos de trabajo infantil?
Acerca de su conceptualización y el marco normativo

La conceptualización sobre trabajo infantil ha ido cambiando y en cada momento histórico han tenido lugar distintas formas de regular y legislar sobre el mismo. Los debates sobre la definición del problema han girado en torno a sus alcances y a sus formas de intervención. Una primera aproximación al trabajo infantil lo homologa con el trabajo adulto y por lo tanto con las formas de protección que deberían contemplarse en torno al mismo. Sin embargo, la participación de niños, niñas y adolescentes en actividades económicas y no económicas compite con la escolaridad y con el disfrute pleno de sus derechos. En este sentido, nuestro país ha avanzado en la definición del fenómeno en su amplitud y en un marco regulatorio específico.
En la República Argentina la CONAETI considera como trabajo infantil a toda actividad económica y/o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niñas y niños por debajo de la edad mínima de admisión al empleo o trabajo, o que no han finalizado la escolaridad obligatoria o que no han cumplido los 18 años si se trata de trabajo peligroso.

Esta definición implica un principio muy estricto respecto del trabajo infantil, ya que incluye las estrategias de supervivencia y subraya la escolaridad. La Ley 26.390 de Prohibición del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente (2008) establece claramente que el trabajo de niñas y niños menores de 16 años está prohibido y el de los/as adolescentes hasta los 18 años, protegido –jornada laboral reducida respecto de la de los adultos, prohibición del trabajo nocturno y de realización de tareas peligrosas–.

La normativa referida al trabajo de niñas y niños se enmarca en la doctrina de protección integral de derechos que establece la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y la Ley 26.061 de Protección Integral; también en los Convenios de la OIT Nº 138 sobre Edad Mínima de Admisión al Empleo y el Nº 182 sobre Peores Formas de Trabajo Infantil, ambos ratificados por la Argentina. Por otra parte, la Ley 26.206 de Educación Nacional (2006), consagra la educación como un derecho social, la obligatoriedad de la educación secundaria y del ciclo de 13 años de escolaridad.

Avances en la comprensión del problema, la Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes. Principales resultados

Los datos cuantitativos más recientes sobre trabajo infantil provienen de la Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA), relevada en 2004 y 2006. Este estudio permitió dimensionar la magnitud del trabajo infantil y caracterizar las actividades que realizan NNyA.

Con el objeto de dar cuenta de las distintas manifestaciones de la problemática se definen operacionalmente tres categorías para medir actividades económicas y no económicas: trabajo (genera bienes y servicios para el mercado), producción para el autoconsumo (cuidado de la huerta o autoconstrucción, por ejemplo) ytareas domésticas intensas (se realizan en el propio hogar en una cantidad de horas que compiten con el descanso y el buen desempeño escolar).

Los resultados del estudio muestran que la magnitud del trabajo infantil es un fenómeno ampliamente difundido entre niños, niñas y adolescentes en la Argentina. En las áreas cubiertas por la EANNA-2004, donde habita la mitad de la población del país, se registra que el 6,5% de los niños de 5 a 13 años trabaja, un 4,1% produjo bienes para el autoconsumo y el 11,4% realizó tareas domésticas por diez horas semanales o más. En el grupo de adolescentes de 14 a 17 años, la proporción que trabaja se eleva al 20,1%, el 6,6% realizó actividades productivas para el autoconsumo y el 11,4% efectuó tareas domésticas intensas por quince horas semanales o más.

Con respecto al género, los varones trabajan y producen para el autoconsumo con mayor frecuencia que las mujeres, pero estas participan en mayor grado en tareas domésticas intensas.

Al considerar el área de residencia (rural o urbana), se advierte una mayor incidencia del trabajo infantil y adolescente en el área rural, agravada en muchos casos por las tareas que realizan en cultivos y cosechas, expuestos a agroquímicos y a otros peligros. La forma de pago, a destajo, promueve estas modalidades al involucrar a la familia rural en su conjunto.

Por otra parte, al analizar las trayectorias educativasde los niños y adolescentes trabajadores se advierten los efectos negativos de la inserción laboral temprana sobre la escolaridad. Si bien la cobertura del nivel primario es casi universal, se presentan diferencias en el rendimiento escolar entre los niños/as que trabajan y aquellos/as que no lo hacen.

(1) Trabajaron en la semana de referencia
Fuente: EANNA, MTEySS/INDEC.

En los adolescentes, además, se manifiesta un alto índice de abandono escolar. Un 25% de quienes trabajan, no asiste a la escuela, y, aquellos que asisten, tienen más dificultades escolares (repiten de año con mayor frecuencia y tienen aún más elevados índices de ausencias y llegadas tarde a la escuela).

Con respecto al perfil ocupacional de los niños/as que trabajan, en el área urbana predominan la ayuda en un negocio o taller, la recolección de papeles y/o cartones, la venta en las calles, los mandados o trámites a cambio de pago, el cuidado de niños o personas mayores, el trabajo doméstico para terceros. En las áreas rurales, por su parte, prevalece la ayuda en fincas, cortar el pasto, cuidar animales, cultivar y/o cosechar para la venta, atender hornos de ladrillos, trenzar tabaco.

La forma principal de trabajo entre los niños, niñas y adolescentes es la ayuda en el trabajo de los padres u otro familiar, en la categoría de trabajador familiar. Los que se declaran como “cuenta propia”, es decir, los que trabajan solos, constituyen un grupo más pequeño que resulta significativo por su especial vulnerabilidad.

Cabe señalar que el grado de protección medido por la percepción de beneficios laborales es sumamente escaso para los trabajadores adolescentes. Nueve de cada diez adolescentes trabajadores carecen de todo beneficio laboral.
La inserción temprana en el mundo del trabajo compite claramente con la permanencia y el rendimiento en la escuela, afectando los logros escolares y las posibilidades futuras para la inserción en empleos de calidad. De esto se desprende que el trabajo infantil alimenta el círculo vicioso de la pobreza.

Avances y desafíos del Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescente

La tarea principal del OTIA es suministrar datos útiles para el diagnóstico y la intervención. La EANNA constituyó un avance significativo para contar con información e indicadores sobre la incidencia y características del trabajo infantil y adolescente en nuestro país. Sin embargo, fue necesario complementar la información con la realización de estudios cualitativos que profundizan sobre otros aspectos del trabajo infantil.

Uno de los ejes de trabajo que desarrolla el OTIA a solicitud de las COPRETI, es la realización de actividades de capacitación y asistencia técnica en el uso de instrumentos de recopilación de datos que de forma relativamente rápida permitan que se cuente con información sobre la situación del trabajo infantil y/o adolescente en ciertos sectores productivos o en ciertas áreas provinciales o regionales relativamente pequeñas. La importancia de estos estudios, a diferencia de las encuestas a hogares, es que permiten obtener información específica a un costo muchísimo menor y que son sumamente útiles para la toma de decisiones.

Entre los desafíos que se presentan a la hora de avanzar en un sistema integral de información sobre trabajo infantil se requiere contar con indicadores periódicos y complementar los diagnósticos con el diseño de sistemas de monitoreo y evaluación sistemática de programas y proyectos.

En la actualidad se cuenta con un conjunto de herramientas que pueden ser utilizadas para el diseño de instrumentos en relevamientos específicos y para avanzar en la comprensión de la realidad del trabajo infantil a nivel local. Se han realizado estudios rápidos en algunas modalidades de trabajo infantil que cada COPRETI definió de acuerdo con las particularidades locales, por ejemplo, basurales en Jujuy.

El Estudio Rápido sobre Trabajo Infantil en Basurales realizado por la COPRETI de Jujuy estudia la participación de niños, niñas y adolescentes (NNyA) en el reciclado de basura, una de las peores formas sobre la que no se cuenta con información debido a su invisibilidad.

Investigación-acción. Durante la implementación del estudio se identificaron una serie de oportunidades para ir tomando decisiones en beneficio de NNyA y de sus familias. Las conclusiones del diagnóstico permitieron definir junto a actores clave, autoridades provinciales y locales, un Plan de Acción específico de erradicación del trabajo infantil y de mejora de las condiciones de trabajo de los adultos. Entre las principales acciones se destacan:

- el traslado de uno de los basurales más grandes a un predio que contará con cerco perimetral, planta de tratamiento de residuos, espacios de atención a niños y niñas, y una cooperativa de trabajo de los/as adultos recuperadores, fortalecida (El Pongo);

- el posible traslado de basural urbano a área rural, que contemple cerco perimetral y separación de residuos patológicos (Ldor. Gral. San Martín); y

- el cercado y vigilancia del basural, además de la puesta en marcha de proyectos de inclusión a NNyA (San Pedro).

Consideraciones finales

En los últimos años nuestro país ha avanzado en el fortalecimiento de un importante andamiaje institucional y legal relativo a la problemática del trabajo infantil. La creación de la CONAETI y de las COPRETI en la mayoría de las provincias argentinas, el diseño de un Plan Nacional y la actualización de la normativa, dan cuenta de ello.

Al mismo tiempo se ha alcanzado una mayor comprensión del problema. En la actualidad las acciones del OTIA dan cumplimiento a uno de los objetivos del Plan Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil: “Promover, sostener y afianzar un sistema integral de información permanente sobre trabajo infantil”.
Para el MTEySS la prevención y erradicación del trabajo infantil y la protección del trabajo adolescente constituyen una prioridad en materia de política pública. Así, se han puesto en marcha acciones, políticas y programas donde se promueve una nueva forma de gestionar y definir las actuaciones públicas en el abordaje del trabajo infantil convocando a una amplia articulación entre jurisdicciones y entre actores sociales, económicos y políticos.

Por último, la planificación de una estrategia nacional que impulse un modelo de protección de derechos en base al desarrollo económico, la redistribución de la riqueza, el trabajo decente para los adultos y la inclusión social, es el marco principal para enfrentar el problema. En este sentido, las políticas macroeconómicas han contribuido tanto a la recuperación del empleo y de la calidad del mismo como al fortalecimiento del sistema de seguridad y protección social que en la actualidad se propone desde el enfoque de derechos, marco en el cual se plantea la Asignación Universal por Hijo (AUH), principal política en favor de la protección de niños, niñas y adolescentes.

El sitio Web del OTIA: www.trabajo.gob.ar/otia constituye el mecanismo central de difusión de la información, estudios y actividades. Sus contenidos se estructuran en cuatro grandes secciones: Normativa, Centro de documentación, Estadísticas y Políticas y programas.

<
>


DESCARGAR - VER
Nº 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
Nº 66: La Educación de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
Nº 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
Nº 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
Nº 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
Nº 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
Nº 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
Nº 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
Nº 59: La Responsabilización en la gestión pública


DESCARGAR - VER
Nº 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
Nº 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
Nº 56: ASIA


DESCARGAR - VER
Nº 55: Economía Internacional


DESCARGAR - VER
Nº 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
Nº 53: Nº 53


DESCARGAR - VER
Nº 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
Nº 51: Juventud


DESCARGAR - VER
Nº 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
Nº 49: Libertad de expresión


DESCARGAR - VER
Nº 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
Nº 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
Nº 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
Nº 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
Nº 44: EE.UU. y América Latina


DESCARGAR - VER
Nº 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
Nº 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
Nº 41: Salud


DESCARGAR - VER
Nº 40: Internet y Nuevas Tecnologías


DESCARGAR - VER
Nº 39: Internet y Nuevas Tecnologías


DESCARGAR - VER
Nº 38: Economìa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
Nº 37: economía social


DESCARGAR - VER
Nº 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
Nº 35: Córdoba


DESCARGAR - VER
Nº 34: Control Social


DESCARGAR - VER
Nº 33: Educación Superior


DESCARGAR - VER
Nº 32: Género


DESCARGAR - VER
Nº 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
Nº 30: Justicia


DESCARGAR - VER
Nº 29: Desafíos culturales


DESCARGAR - VER
Nº 28: Economías Regionales


DESCARGAR - VER
Nº 27: Economías Regionales


DESCARGAR - VER
Nº 26: Nº 26


DESCARGAR - VER
Nº 25: pueblos indígenas


DESCARGAR - VER
Nº 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
Nº 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
Nº 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
Nº 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
Nº 20: AGUA


DESCARGAR - VER
Nº 19: Integración Regional


DESCARGAR - VER
Nº 18: Estado II


DESCARGAR - VER
Nº 17: Estado I


DESCARGAR - VER
Nº 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
Nº 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
Nº 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
Nº 12: Agroganadería


DESCARGAR - VER
Nº 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
Nº 10: Energía


DESCARGAR - VER
Nº 9: Transporte


DESCARGAR - VER
Nº 8: Ciencia y tecnología


DESCARGAR - VER
Nº 7: Salud


DESCARGAR - VER
Nº 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
Nº 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
Nº 3: Educación


DESCARGAR - VER
Nº 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
Nº 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix Nº 6
¿ La clase obrera va al paraíso ?

Empleo

Artículos de este número

Héctor Pedro Recalde
Reformas laborales durante la convertibilidad y la posconvertibilidad
Eugenio Hugo Biafore
Reflexiones sobre la flexibilidad laboral
Mirta Vuotto
Acerca del cooperativismo de trabajo en la Argentina
Héctor Palomino
La renovada presencia de los sindicatos en la Argentina contemporánea
Cecilia Senén González
Las relaciones laborales en la Argentina actual
Marta Panaia
Educación y trabajo
Dora Barrancos
El mercado sexista
Fabio Bertranou
El trabajo decente
Luciana Ghiotto y Rodrigo F. Pascual
Trabajo decente versus trabajo digno
Por Demian Panigo1, Nicolás Dvoskin2 y Florencia Medici3
La seguridad social en la posconvertibilidad
Julio César Neffa
Políticas de empleo
Anahí Aizpuru y Virginia Tedeschi
La experiencia del Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescente

Newsletter