Internet, bloqueo y derecho al olvido

Internet, bloqueo y derecho al olvido

Por Andr├ęs Gil Dom├şnguez

Internet es un veh├şculo particular para hacer efectivo el ejercicio de la libertad de expresi├│n y el acceso a la informaci├│n. Juega un papel fundamental al momento de favorecer la educaci├│n y la integraci├│n; sin embargo, quedan muchas cosas pendientes a├║n, entre ellas la necesaria regulaci├│n para proteger el derecho a la intimidad y el derecho a la no discriminaci├│n en los sitios web abiertos a comentarios y en las redes sociales.
 
Abogado. Doctor en Derecho y Posdoctor en Derecho (UBA). Profesor titular de derecho constitucional (UBA y UNLPam)


-A A +A

La ÔÇťgalaxia InternetÔÇŁ transform├│ la vida de las sociedades contempor├íneas en todas sus dimensiones, operando una mutaci├│n del sentido de la memoria o el olvido, los cuales adquieren un nuevo significante en la construcci├│n y circulaci├│n de los sentidos que produce la palabra.

El acceso universal a Internet y a las tecnolog├şas de la informaci├│n y comunicaci├│n (TIC) es un derecho humano que promueve la capacidad de todas las personas de efectuar un uso aut├│nomo, independiente y responsable de la red mediante la alfabetizaci├│n digital y obliga a los Estados a adoptar todas las medidas necesarias a efectos de disminuir la brecha digital (entre los que tienen un acceso efectivo a Internet y las TIC y quienes tienen un acceso muy limitado o carecen del mismo) y que el ambiente en l├şnea sea un espacio descentralizado, abierto y neutral.

Habida cuenta de sus caracter├şsticas ÔÇônaturaleza multidireccional e interactiva, su velocidad de alcance global y sus principios de dise├▒o descentralizado y abiertoÔÇô, Internet es un veh├şculo particular de efectiva viabilizaci├│n de la libertad de expresi├│n y del acceso a la informaci├│n tanto en su dimensi├│n individual como colectiva. Sin lugar a dudas es un posibilitador del pleno ejercicio de otros derechos tales como el derecho de reuni├│n, el derecho de petici├│n, el derecho de asociaci├│n, los derechos pol├şticos (elecciones libres), el derecho a la educaci├│n, el derecho a la salud y el derecho al trabajo.

Tambi├ęn Internet puede generar grandes da├▒os. En la actualidad, debido a la velocidad de diseminaci├│n de datos que produce, se necesitan soluciones c├ęleres, flexibles, eficaces y gratuitas para que las personas puedan obtener una tutela efectiva cuando sus derechos son violados en el ├ímbito de Internet. Ante esto existen posturas que consideran que no puede existir ninguna clase de limitaci├│n respecto de todo aquello que se produce en Internet bajo una l├│gica que podr├şa sintetizarse de la siguiente manera: ÔÇťDios perdona y olvida; Internet nunca perdona ni tampoco olvidaÔÇŁ.

Una primera respuesta ha sido el derecho al olvido que se configura mediante distintos mecanismos que inhiben o bloquean el acceso a la informaci├│n con datos personales que circulan en la red mediante los motores de b├║squeda (Google, Yahoo, Bing, etc.).
Otra respuesta es la tutela efectiva del derecho a la intimidad en Internet que comprende datos, informaciones puras, informaciones contextualizadas, opiniones, fotos, fotomontajes y videos y que tambi├ęn opera mediante el bloqueo de acceso a trav├ęs de los motores de b├║squeda.

Recientemente el enfoque se dirige a proteger el derecho a la no discriminaci├│n en los sitios web habilitados para comentarios de los usuarios donde la protecci├│n funcionar├şa con la eliminaci├│n del comentario lesivo por parte de quien administra el sitio.

Todav├şa no se ha debatido la tutela de estos derechos (olvido, intimidad, no discriminaci├│n) en el espacio de las redes sociales.

Las distintas tutelas expresadas operan una vez emitidas las distintas formas de expresi├│n, con lo cual no existe censura previa. Partiendo de la base de que en un Estado constitucional y convencional de derecho todos los derechos tienen en abstracto la misma jerarqu├şa, la protecci├│n del derecho al olvido, la intimidad, la no discriminaci├│n, se vehiculiza como un da├▒o producido por la expresi├│n que debe ser de alguna manera cesado de forma efectiva.

Ante la situaci├│n descripta, propuse como mecanismo id├│neo una herramienta a la que denomin├ę H├íbeas Internet que podr├şa traducirse como ÔÇťtienes protecci├│n efectiva de tus derechos en InternetÔÇŁ y que consiste en un proceso administrativo o judicial r├ípido, sencillo y gratuito que tiene por objeto proteger el derecho a la intimidad en Internet mediante el bloqueo de acceso por intermedio de los motores de b├║squeda de los contenidos da├▒osos producidos en la Web o en la obligaci├│n de eliminar las expresiones discriminatorias de los sitios web.

Entre las alternativas enunciadas prefiero que como primera garant├şa las personas cuenten con un procedimiento administrativo r├ípido, sencillo y gratuito ante una autoridad administrativa id├│nea e independiente y no que exclusivamente tengan la instancia judicial para proteger sus derechos (la cual operar├şa una vez que la v├şa administrativa no suministr├│ ninguna respuesta eficaz).

En un reciente fallo dictado por la Corte Suprema de Justicia argentina (ÔÇťRodr├şguez, Mar├şa Bel├ęn c/ Google IncÔÇŁ - octubre de 2014) y que tuvo una amplia repercusi├│n mundial, varias de estas cuestiones fueron debatidas.

La mayor├şa del tribunal (Fayt, Zaffaroni y Highton de Nolasco) sostuvo que cuando en la red se observen afectaciones groseras del derecho a la intimidad (tales como pornograf├şa infantil, datos que faciliten la comisi├│n de delitos, que instruyan acerca de estos, que pongan en peligro la vida o la integridad f├şsica de alguna o muchas personas, que hagan apolog├şa del genocidio, del racismo o de otra discriminaci├│n con manifiesta perversidad o incitaci├│n a la violencia, que desbaraten o adviertan acerca de investigaciones judiciales en curso y que deban quedar secretas, lesiones contumeliosas al honor, montajes de im├ígenes notoriamente falsos o que, en forma clara e indiscutible, importen violaciones graves a la privacidad exhibiendo im├ígenes de actos que por su naturaleza deben ser incuestionablemente privados, aunque no sean necesariamente de contenido sexual) el damnificado o cualquier persona puede exigirles a los motores de b├║squeda que bloqueen el acceso a dichos contenidos. En cambio, cuando la lesi├│n es opinable, dudosa o exija un esclarecimiento, la persona afectada puede interponer una acci├│n judicial o una denuncia ante ├│rgano administrativo (que la Corte Suprema omite definir) para que el juez o la autoridad administrativa competente dispongan la orden de bloqueo de acceso a los contenidos lesivos de la intimidad.

La minor├şa del tribunal (Lorenzetti y Maqueda) sostuvo que cuando el contenido de la publicaci├│n sea expresamente prohibido o resulte una palmaria ilicitud (por ej., la incitaci├│n directa y p├║blica al genocidio) el motor de b├║squeda debe bloquearlo inmediatamente. En los dem├ís casos, los motores de b├║squeda ser├ín responsables cuando habiendo tomado conocimiento efectivo de que la actividad o la informaci├│n a la que remite el enlace causa un perjuicio individualizado no act├║en con la debida diligencia para bloquear al acceso al sitio generador del da├▒o.

Las distintas posturas esgrimidas por la Corte Suprema aclaran posiciones y reafirman la necesidad de discutir seriamente, sin dogmatismos jur├şdicos (y de los otros), sin la utilizaci├│n de argumentos emotivos o de pirotecnia verbal, la necesidad de regulaci├│n de una protecci├│n razonable del derecho a la intimidad y el derecho a la no discriminaci├│n en los sitios web abiertos a comentarios y en las redes sociales. Salvo que establezcamos que la expresi├│n vertida tiene, siempre y en cualquier caso, m├ís peso jur├şdico y simb├│lico que cualquier otro derecho, y que por ello, titulariza una suerte de prerrogativa existencial eterna en la galaxia Internet. Sin lugar a dudas, este ser├í el pr├│ximo debate que tarde o temprano llegar├í a la Justicia.

<
>


DESCARGAR - VER
Nº 74: PODER Y COMUNICACIÓN


DESCARGAR - VER
N┬║ 73: ELITES


DESCARGAR - VER
N┬║ 72: Pueblos Originarios


DESCARGAR - VER
N┬║ 71: El derecho a la ciudad


DESCARGAR - VER
N┬║ 70: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
N┬║ 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 66: La Educaci├│n de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
N┬║ 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
N┬║ 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
N┬║ 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
N┬║ 59: La Responsabilizaci├│n en la gesti├│n p├║blica


DESCARGAR - VER
N┬║ 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
Nº 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
N┬║ 56: ASIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 55: Econom├şa Internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
N┬║ 53: N┬║ 53


DESCARGAR - VER
N┬║ 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
N┬║ 51: Juventud


DESCARGAR - VER
N┬║ 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
N┬║ 49: Libertad de expresi├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
N┬║ 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
N┬║ 44: EE.UU. y Am├ęrica Latina


DESCARGAR - VER
N┬║ 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
N┬║ 41: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 40: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 39: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 38: Econom├Ča Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
N┬║ 37: econom├şa social


DESCARGAR - VER
N┬║ 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
N┬║ 35: C├│rdoba


DESCARGAR - VER
N┬║ 34: Control Social


DESCARGAR - VER
N┬║ 33: Educaci├│n Superior


DESCARGAR - VER
N┬║ 32: G├ęnero


DESCARGAR - VER
N┬║ 31: 30 a├▒os de democracia


DESCARGAR - VER
N┬║ 30: Justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 29: Desaf├şos culturales


DESCARGAR - VER
N┬║ 28: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 27: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 26: N┬║ 26


DESCARGAR - VER
N┬║ 25: pueblos ind├şgenas


DESCARGAR - VER
N┬║ 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
N┬║ 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
N┬║ 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
N┬║ 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
N┬║ 20: AGUA


DESCARGAR - VER
N┬║ 19: Integraci├│n Regional


DESCARGAR - VER
N┬║ 18: Estado II


DESCARGAR - VER
N┬║ 17: Estado I


DESCARGAR - VER
N┬║ 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
N┬║ 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
N┬║ 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
N┬║ 12: Agroganader├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 10: Energ├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 9: Transporte


DESCARGAR - VER
N┬║ 8: Ciencia y tecnolog├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 7: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
N┬║ 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
N┬║ 3: Educaci├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix N┬║ 49
GRITO DE LIBERTAD

Libertad de expresi├│n

Art├şculos de este n├║mero

Diego De Charras
Apuntes sobre pluralismo y diversidad en los servicios de comunicaci├│n audiovisual
Fernando P├ęrez
Argentina Digital, un nuevo enfoque para las telecomunicaciones
Esteban Lescano
Los intermediarios tecnol├│gicos: aliados del derecho a la informaci├│n en Internet
Andr├ęs Gil Dom├şnguez
Internet, bloqueo y derecho al olvido
Luz Patricia Mej├şa
C├│mo crecer libres de estereotipos y no morir en el intentoÔÇŽ Libertad de expresi├│n y derechos de la Convenci├│n de Bel├ęm do Par├í
Mar├şa Jos├ę Guembe Gerardo Halpern
Ni├▒as, ni├▒os y adolescentes y comunicaci├│n: un diagn├│stico de la cuesti├│n
Wanda Fraiman
Migrantes regionales en la Argentina: desaf├şos en el ejercicio efectivo de su derecho a la comunicaci├│n
Andrea Pochak
El derecho a la verdad como presupuesto para el fortalecimiento de la democracia
Miguel ├üngel Palazzani Jos├ę Nebbia
Libertad de expresi├│n y terrorismo de Estado: el caso ÔÇťLa Nueva ProvinciaÔÇŁ
Mercedes Calzado
┬┐V├şctimas de qui├ęn? Medios de comunicaci├│n, sectores vulnerables y usos de las agendas de miedo
Washington Uranga
Cuestiones ├ęticas del periodismo. A la luz del principio 6 de la declaraci├│n de libertad de expresi├│n de la CIDH
Stella Martini
La construcci├│n de la agenda de los medios. Efecto agenda-setting en los medios argentinos en el per├şodo 2003/2015

Newsletter