Hidrocarburos. Resumen y balance 2015-2017

Hidrocarburos. Resumen y balance 2015-2017

Por Federico Bernal

El desempe√Īo del sector energ√©tico en estos dos a√Īos de gobierno de Mauricio Macri acumula elementos negativos: a la ca√≠da de la producci√≥n se suman el retroceso de YPF en beneficio de Shell ‚Äďla multinacional de donde proviene el ministro Aranguren‚Äď, el incremento de la dependencia y el deterioro de la balanza comercial.
 
Bioqu√≠mico egresado de la UBA. Especializado en Biotecnolog√≠a y Microbiolog√≠a Industrial. Ex becario del INTA. Dirige el Observatorio de la Energ√≠a, la Tecnolog√≠a y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC). Es investigador de la Universidad Nacional de Lan√ļs y docente de la Universidad Nacional de Moreno. Ha escrito numerosos libros en la cuesti√≥n energ√©tica. Escribe y es consultado regularmente en diversas publicaciones especializadas y diarios del pa√≠s, la regi√≥n y del mundo. Su √ļltimo trabajo,‚ÄúLa estafa del tarifazo‚ÄĚ, saldr√° publicado en abril de 2018, editorial Colihue.


-A A +A

Juan Jos√© Aranguren se present√≥ por primera vez en p√ļblico el 15 de diciembre de 2015. All√≠ anunci√≥ que, en los pr√≥ximos d√≠as, su cartera habr√≠a de declarar la emergencia energ√©tica nacional. De no tomar urgentes ‚Äúmedidas correctivas‚ÄĚ, explic√≥ el a√ļn accionista del Grupo Shell (no alcanza con haber vendido las acciones sino comprometerse formal y oficialmente a no recomprarlas una vez concluido su mandato), el colapso energ√©tico y el√©ctrico ser√≠an catastr√≥ficos. Y esto, supuestamente, porque los gobiernos anteriores hab√≠an dejado al pa√≠s sin gas, petr√≥leo, combustibles, capacidad de generaci√≥n, inversiones y nueva infraestructura capaces de abastecer tanto la nueva demanda como la insatisfecha. Igual para la dependencia energ√©tica y el d√©ficit comercial del sector, que aparentemente rayaban lo incompatible con la seguridad econ√≥mica nacional. Se trataba, l√≥gicamente, de las tradicionales excusas para justificar el a√ļn m√°s tradicional ajuste neoliberal, en este caso aplicado a la energ√≠a. Debajo, se propone un balance del sector para los dos primeros a√Īos de Mauricio Macri, m√°ximo responsable de haber otorgado a la multinacional petrolera angloholandesa Shell el control de la pol√≠tica energ√©tica argentina.

Petróleo

Cerr√≥ en 2017 cayendo un 6,3%, la peor ca√≠da desde 1999 y los niveles m√°s bajos de producci√≥n desde 1992. Respecto de 2015, una retracci√≥n acumulada del 10%. Todas las provincias productoras extrajeron en 2017 menos petr√≥leo que en 2015. Por ejemplo, la m√°s importante de ellas, Chubut, se desplom√≥ un -12%. La magnitud de la ca√≠da es tal que los niveles chubutenses son los m√°s bajos desde 2003. Por su parte, las importaciones de petr√≥leo de 2016 y 2017 (sumadas) son un 44% superiores a las de 2008 y 2015, y equivalen a un 78% de todo el petr√≥leo importado durante los tres gobiernos precedentes, esto es, entre 2003 y 2015. De las cuencas Neuquina y del Golfo San Jorge se extrajo, en 2017, el 89% del crudo producido en el pa√≠s. Pues bien, la producci√≥n de la primera cay√≥ 4,2% en 2017 (6,4% menos desde 2015) y la de la segunda, un 7,5% (12% menos desde 2015). Por √ļltimo, cabe a√Īadir que, desde la asunci√≥n de Aranguren, el precio internacional del WTI se recuper√≥ un 55% (a diciembre de 2017). A pesar de ello, se dio la declinaci√≥n en la producci√≥n que fuera descripta.

Gas

Cerr√≥ su producci√≥n en 2017 cayendo un 1%, la primera ca√≠da desde 2014. Si bien en 2016 hab√≠a crecido un 4,9%, no puede dejar de mencionarse que el 91% de dicho crecimiento obedeci√≥ a un √ļnico yacimiento, puesto en marcha en 2013 pero que reci√©n comenz√≥ a producir en febrero de 2016. En otras palabras, del 4,9% de expansi√≥n, 4,4 puntos porcentuales obedecen al aporte de un megayacimiento gas√≠fero proveniente de la ‚Äúpesada herencia‚ÄĚ (Vega Pl√©yade, Tierra del Fuego). Al analizar la producci√≥n por provincia, se advierte que, a excepci√≥n de Neuqu√©n, Tierra del Fuego y R√≠o Negro, las restantes extrajeron menos cantidades en 2017 que en 2015. No obstante, las tres que crecieron lo hicieron desacelerando fuertemente su producci√≥n respecto de 2016 y, en algunos casos, de 2015. Neuqu√©n, que explica la mitad del gas extra√≠do, redujo su tasa del 7,5% en 2015 a un 2% en 2017. En cuanto a las importaciones de gas,las de 2017 ya superaron las de 2015 en un 4%, a√Īo duramente criticado en materia energ√©tica por quienes hoy administran el pa√≠s. Lo acontecido espec√≠ficamente con el gas no puede divorciarse de las adecuaciones tarifarias y del precio del gas en boca de pozo tomadas desde 2016 a la fecha, adecuaciones que, seg√ļn explic√≥ el Ministerio de Energ√≠a en infinidad de resoluciones y documentos, supuestamente ofrec√≠a una ‚Äúsoluci√≥n integrada y previsible al suministro de gas, (‚Ķ) que ayuda a recuperar la producci√≥n y reducir las importaciones‚ÄĚ. A dos a√Īos de tarifazo, la producci√≥n cay√≥ y las importaciones aumentaron. Al frente de estas √ļltimas, directa e indirectamente,se encuentra Shell, v√≠a compras a Chile como de GNL, variante en la que la firma angloholandesa cuadruplic√≥ su participaci√≥n entre 2016 y 2017. Es importante agregar que, de haberse cuidado la producci√≥n de Neuqu√©n, no hubiese sido necesario importar gas desde Chile (ni su equivalente en GNL).

Regalías

Santa Cruz perdi√≥, en concepto de regal√≠as petroleras, entre enero y octubre de 2017, sobre iguales meses de 2015, 88 millones de d√≥lares (30% de ca√≠da medida en la misma moneda). Los nuevos precios del gas en boca de pozo no pudieron compensar, al aportar un adicional de aproximadamente 20 millones de d√≥lares en igual per√≠odo. Chubut perdi√≥ 80 millones en petr√≥leo (-25%) y recibi√≥ un adicional de apenas 13 millones en gas; Mendoza, 36 millones (-19%) contra 8 millones; R√≠o Negro, 28 millones (-29%) contra 20 millones. La excepci√≥n fue Neuqu√©n, ya que perdi√≥ 105 millones en petr√≥leo (-35%) pero recibi√≥ un adicional en gas de 237 millones. La diferencia entre esta √ļltima jurisdicci√≥n y las restantes ‚Äďsolo por su capacidad gas√≠fera‚Äď lesiona el federalismo y refleja un grave problema de unitarismo provincial hidrocarbur√≠fero apuntalado por la actual administraci√≥n.

Combustibles

Entre 2016 y 2017, YPF, Shell, Axion y Trafigura mejoraron sus ventas de combustibles al p√ļblico (en volumen). Su ascenso fue muy superior al descenso registrado por Petrobras y Oil Combustibles, entre otras. Ahora bien, sucede que el ascenso ‚Äďlas nuevas ventas‚Äď se reparti√≥ muy desigualmente: YPF un 9%, Shell un 58%, Axion un 3% y Trafigura un 26%. Trafigura, cabe recordar, empresa holandesa, acaba de adquirir la refiner√≠a de Pampa Energ√≠a y su cadena de estaciones de servicio (Petrobras). En otras palabras, Shell y Trafigura (a la saz√≥n, angloholandesa y holandesa) absorbieron un 84% de las nuevas ventas de combustibles entre el primero y segundo a√Īo de mandato de Macri. A nivel mercado interno, la demanda de naftas y gasoil creci√≥ 3,4% entre 2017 y 2015. Si cruzamos esta expansi√≥n con la obtenci√≥n de estos productos por parte del parque de refinaci√≥n local que apenas aument√≥ un 0,6%, vemos pues que la mayor demanda se est√° compensando con un aumento de las importaciones. ¬ŅCu√°nto crecieron? Un 31% desde 2015. En este sentido, comparando el bienio 2016/17 vs. 2014/15 vemos que las compras externas de naftas y gasoil de todas las empresas del sector, a excepci√≥n de YPF, registraron aumentos. La primera fue Shell, con un 138%. La diferencia respecto del resto es notable, sobre todo con YPF, que se contrajo un 44 por ciento.

Refinación

El crudo refinado extranjero salt√≥ del 3% en 2015 al 4,2% en 2017, un porcentaje hist√≥rico. A la cabeza de la utilizaci√≥n del crudo importado por las refinadoras est√° Shell, con un incremento del 242% considerando el bienio 2016/17 vs. 2014/15. YPF, por su parte, cay√≥ un 32%. Los vol√ļmenes obtenidos de subproductos derivados del petr√≥leo fueron, en 2017, inferiores a los de 2015 en un 5,5%. En cuanto a la obtenci√≥n de naftas y gasoil, aumentaron un 0,6% entre iguales a√Īos. El crudo refinable de origen local provino, en 2017, en un 90,5% de las cuencas Neuquina y del Golfo de San Jorge. Sucedi√≥ que, ese mismo a√Īo, su participaci√≥n en el total de crudo refinable a nivel nacional cay√≥ 3,6% (un 8% desde 2015), mientras que el extranjero subi√≥ un 37% (un 29% desde 2015). Aqu√≠ est√° la explicaci√≥n b√°sica de por qu√© la producci√≥n nacional de petr√≥leo viene cayendo, a pesar de la recuperaci√≥n de los precios internacionales. Si bien la extranjerizaci√≥n del petr√≥leo que ingresa a las refiner√≠as del pa√≠s es alarmante, el parque de refinaci√≥n todav√≠a se abastece en m√°s de un 95% con crudo argentino. No obstante, el tarifazo de los combustibles ya nos ubica con precios por encima de los de Chile, que importa el 100% del petr√≥leo que refina, y camino a igualar los de Uruguay, entre los m√°s caros del planeta, tambi√©n importador del 100% del petr√≥leo procesado.

Dependencia energética y balanza comercial

La dependencia mide el peso de las importaciones en la demanda local (a mayor participaci√≥n, mayor dependencia de fuentes for√°neas). Pues bien, la petrolera aument√≥ a su nivel m√°s alto desde 2011, casi cuadruplicando la de 2015, aunque, si consideramos los dos a√Īos de macrismo, estamos en presencia de la peor marca de los √ļltimos veinte a√Īos (desde 1997/98). Igual derrotero siguieron la dependencia gas√≠fera y la de combustibles: en 2017, por arriba de 2015. L√≥gicamente, la combinaci√≥n entre demandas estancadas o levemente inferiores, menores producciones e importaciones en exponencial ascenso agudizaron la dependencia energ√©tica. En relaci√≥n con la balanza comercial energ√©tica, entre 2016 y 2017 empeor√≥ un 25%, al saltar de 2.561 millones de d√≥lares a 3.207 millones.

YPF

Se trata, adem√°s de una empresa propiedad del Estado nacional emblema del pueblo argentino, de la primera productora de gas y petr√≥leo del pa√≠s. La producci√≥n de gas cay√≥ 2% en 2017 (descontando la compra de dos yacimientos importantes a fines de 2016). Es la primera ca√≠da desde 2012 (YPF creci√≥ sin pausa entre 2013 y 2016, inclusive). En petr√≥leono hace falta restar nada: la disminuci√≥n fue del 5%. M√°s all√° de la magnitud del hundimiento, es la primera declinaci√≥n desde 2011 (se hab√≠a crecido entre 2012 y 2016, inclusive). ¬ŅQu√© ocurri√≥? YPF redujo fuertemente sus inversiones, en una actitud com√ļn a las principales productoras. Esto se vio reflejado en su actividad perforadora: 63% menos de pozos perforados en 2017 respecto de 2015. Tan agudo fue el derrumbe, que se ubic√≥ un 16% debajo de la perforaci√≥n de 2009. En el terreno de los combustibles (medido en ventas de naftas y gasoil al p√ļblico), YPF sufri√≥ una retracci√≥n de 3 puntos porcentuales, al bajar del 58% en 2015 al 55% en 2017. No hay otra petrolera/refinadora que haya experimentado tama√Īo retroceso. De hecho, la segunda empresa en cuota de mercado, Shell, se expandi√≥ pr√°cticamente lo mismo que perdi√≥ YPF.

Proyección 2018/19

El decreto 962 liber√≥ las importaciones de petr√≥leo y combustibles, mientras que habilit√≥ exportaciones de gas natural sin compromiso de reimportaciones ‚Äďcomo ven√≠a siendo bajo el decreto 893 de julio de 2016‚Äď. El panorama descripto hasta aqu√≠ empeorar√° al ritmo de una mayor desregulaci√≥n, extranjerizaci√≥n y concentraci√≥n del sector. La demanda de servicios p√ļblicos energ√©ticos y en combustibles se mantendr√° estancada o a la baja, pudiendo la administraci√≥n Macri abastecer la demanda sin necesidad de aumentar la producci√≥n de gas y de petr√≥leo, as√≠ como la refinaci√≥n de crudo (d√©j√†vu noventista). En estecontexto, merece especial menci√≥n el nuevo Plan Gas (Resoluci√≥n E-46), basado en claros objetivos de exportaci√≥n y que agudizar√° la desigualdad hidrocarbur√≠fera provincial, lesionar√° gravemente los intereses de YPF, generando incertidumbre en materia de producci√≥n tanto a nivel nacional como en la propia Cuenca Neuquina, esto √ļltimo seg√ļn manifestaciones de las propias empresas.

Conclusiones

Ninguno de los pron√≥sticos de colapso y diagn√≥sticos de crisis esgrimidos por la actual administraci√≥n en su an√°lisis de la herencia energ√©tica recibida fue correcto. Esto es fundamental aclararlo porque el empeoramiento del sector en los dos a√Īos de administraci√≥n macrista, seg√ļn describimos, no obedece a la imposibilidad de revertir la ‚Äúpesada herencia‚ÄĚ o a la gravedad de la misma y la necesidad de profundizar el ajuste. Por el contrario, obedece a la discontinuaci√≥n, abrupta y deliberada, de una ostensible y sostenida recuperaci√≥n iniciada al menos cuatro a√Īos antes. En pocas palabras, la involuci√≥n energ√©tica de la gesti√≥n Macri se diono solo en simult√°neo con el dram√°tico aumento de los precios del gas en boca de pozo, de las tarifas y de la rentabilidad de un grupo concentrado de actores privados (muchos de ellos socios y/o parte del Poder Ejecutivo), sino tambi√©n dilapidando cuatro a√Īos de recuperaci√≥n heredada. Y esto, precisamente, es lo m√°s grave de todo y lo que pinta de cuerpo entero la estafa que significa el tarifazo.
A modo de perfecta s√≠ntesis de estas conclusiones, nada m√°s oportuno que recurrir a esta frase de Aranguren del 15 de diciembre de 2016, al inaugurar la Primera Jornada Nacional de Eficiencia Energ√©tica: ‚ÄúLa gente acepta el cambio cuando reconoce una necesidad. Y esa necesidad la puede reconocer en medio de una crisis. Y para nosotros crisis, necesidad y cambio son procesos irreversibles‚Ķ‚ÄĚ. La pol√≠tica energ√©tica de Shell al frente del ministerio, avalada por Macri, tuvo un √ļnico y definido objetivo: provocar una crisis (donde no la hab√≠a) de tal forma de generar en la poblaci√≥n la necesidad de aceptar un cambio. Por ‚Äúcambio‚ÄĚ se entiende, obviamente: exponencial tarifazo (encarecimiento de la energ√≠a), dr√°stica reducci√≥n de h√°bitos de consumo energ√©tico que nos acercaban a pa√≠ses del Primer Mundo, desregulaci√≥n masiva, retorno a las privatizaciones, liberalizaci√≥n de importaciones, reapertura exportadora, concentraci√≥n y ganancias abusivas de empresas del sector.

<
>


DESCARGAR - VER
N¬ļ 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
N¬ļ 66: La Educaci√≥n de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
N¬ļ 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
N¬ļ 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
N¬ļ 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
N¬ļ 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
N¬ļ 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
N¬ļ 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
N¬ļ 59: La Responsabilizaci√≥n en la gesti√≥n p√ļblica


DESCARGAR - VER
N¬ļ 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
N¬ļ 57: √ĀFRICA


DESCARGAR - VER
N¬ļ 56: ASIA


DESCARGAR - VER
N¬ļ 55: Econom√≠a Internacional


DESCARGAR - VER
N¬ļ 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
N¬ļ 53: N¬ļ 53


DESCARGAR - VER
N¬ļ 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
N¬ļ 51: Juventud


DESCARGAR - VER
N¬ļ 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
N¬ļ 49: Libertad de expresi√≥n


DESCARGAR - VER
N¬ļ 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
N¬ļ 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
N¬ļ 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
N¬ļ 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
N¬ļ 44: EE.UU. y Am√©rica Latina


DESCARGAR - VER
N¬ļ 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
N¬ļ 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
N¬ļ 41: Salud


DESCARGAR - VER
N¬ļ 40: Internet y Nuevas Tecnolog√≠as


DESCARGAR - VER
N¬ļ 39: Internet y Nuevas Tecnolog√≠as


DESCARGAR - VER
N¬ļ 38: Econom√¨a Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
N¬ļ 37: econom√≠a social


DESCARGAR - VER
N¬ļ 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
N¬ļ 35: C√≥rdoba


DESCARGAR - VER
N¬ļ 34: Control Social


DESCARGAR - VER
N¬ļ 33: Educaci√≥n Superior


DESCARGAR - VER
N¬ļ 32: G√©nero


DESCARGAR - VER
N¬ļ 31: 30 a√Īos de democracia


DESCARGAR - VER
N¬ļ 30: Justicia


DESCARGAR - VER
N¬ļ 29: Desaf√≠os culturales


DESCARGAR - VER
N¬ļ 28: Econom√≠as Regionales


DESCARGAR - VER
N¬ļ 27: Econom√≠as Regionales


DESCARGAR - VER
N¬ļ 26: N¬ļ 26


DESCARGAR - VER
N¬ļ 25: pueblos ind√≠genas


DESCARGAR - VER
N¬ļ 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
N¬ļ 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
N¬ļ 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
N¬ļ 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
N¬ļ 20: AGUA


DESCARGAR - VER
N¬ļ 19: Integraci√≥n Regional


DESCARGAR - VER
N¬ļ 18: Estado II


DESCARGAR - VER
N¬ļ 17: Estado I


DESCARGAR - VER
N¬ļ 16: Industria


DESCARGAR - VER
N¬ļ 15: Seguridad democr√°tica


DESCARGAR - VER
N¬ļ 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
N¬ļ 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
N¬ļ 12: Agroganader√≠a


DESCARGAR - VER
N¬ļ 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
N¬ļ 10: Energ√≠a


DESCARGAR - VER
N¬ļ 9: Transporte


DESCARGAR - VER
N¬ļ 8: Ciencia y tecnolog√≠a


DESCARGAR - VER
N¬ļ 7: Salud


DESCARGAR - VER
N¬ļ 6: Empleo


DESCARGAR - VER
N¬ļ 5: H√°bitat y vivienda


DESCARGAR - VER
N¬ļ 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
N¬ļ 3: Educaci√≥n


DESCARGAR - VER
N¬ļ 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
N¬ļ 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix N¬ļ 67
UN LUGAR BAJO EL SOL

Relaciones Internacionales

Art√≠culos de este n√ļmero

Mario Rapoport
Sobre el libre comercio y las políticas de apertura del sector externo
María Cecilia Míguez
Las bases de la política exterior del gobierno de la alianza Cambiemos
Leandro Morgenfeld
Macri, con Obama y Trump: persisten las dificultades bilaterales
Cecilia Nahón
América latina en el G-20: continuidades y rupturas de la agenda regional (2008-2018)
Enrique J.M. Manson
Políticas exteriores alternativas
Carlos Escudé
Realismo social: una política exterior al servicio del pueblo
Alejandro Simonoff
Las corrientes de pensamiento predominantes de la política externa argentina
Agustín Crivelli
El actual comercio exterior argentino (des)administrado
Julio C. Gambina
La posición argentina frente a la OMC
Jorge Gaggero y Juan Valerdi
La Argentina y las ‚Äúguaridas fiscales‚ÄĚ
Julio Sevares
Relaciones ALC-China, oportunidades y desafíos
Eduardo Daniel Oviedo
Las relaciones argentino-chinas a dos a√Īos de la alternancia pol√≠tica
Edmundo Aníbal Heredia
Regionalización y relaciones trans-nacionales
Eduardo Madrid
El nuevo papel de Brasil en la política exterior argentina y viceversa
Jorge Gonzalorena Döll
Las relaciones entre Argentina y Chile
Ricardo Vicente
Guatemala: el primer golpe de la CIA en América latina
Federico Pinedo
Malvinas
Miryam Colacrai
La Argentina y sus intereses ant√°rticos. Proyecciones de su accionar en un contexto complejo
Gladys Lechini
Voces argentinas en √Āfrica, al ritmo de los impulsos
Federico Bernal
Hidrocarburos. Resumen y balance 2015-2017
Andrés Musacchio
El Mercosur en la mesa de saldos: las negociaciones en pos de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea
Noemí Brenta
Argentina, la rémora del sector externo

Newsletter