El cine argentino hoy

El cine argentino hoy

Por Nicolás Batlle

Gracias a la pasi├│n y la formaci├│n de los cineastas locales y a la variedad y calidad de sus producciones, esta industria cultural puede tener un futuro promisorio en la Argentina. Un elemento clave es la consolidaci├│n de los mecanismos que contribuyan al fomento estatal, motor financiero indispensable de la actividad.
 
Productor (ENERC, INCAA). Especializado en la Escuela Internacional de Cine y Televisi├│n de San Antonio de los Ba├▒os, Cuba. Socio gerente de Magoya Films SA. Entre sus producciones figuran ÔÇťMundo AlasÔÇŁ, codirigida y protagonizada por Le├│n Gieco (2009) y ÔÇťWakoldaÔÇŁ (2013), dirigida por Luc├şa Puenzo. Jurado y capacitador de numerosos concursos del INCAA. Presidente de la Asociaci├│n de Productores Independientes de Medios Audiovisuales ÔÇôAPIMAÔÇô (2014-2015). Miembro de la Academia de Artes y Ciencias Cinematogr├íficas de la Argentina


-A A +A

El cine argentino hoy, en breve y caprichoso decálogo.

1. La diversidad

Tal vez el rasgo m├ís saliente de nuestro cine sea efectivamente su diversidad. El cine argentino produce a├▒o tras a├▒o una cantidad de pel├şculas que se caracterizan espec├şficamente por su diversidad de formas narrativas, g├ęneros, modelos de producci├│n, modelos de distribuci├│n, b├║squedas est├ęticas. El cine argentino produce pel├şculas de ficci├│n con un star system local reconocible como Ricardo Dar├şn, Adri├ín Suar, Diego Peretti, Natalia Oreiro, la China Su├írez, Julieta D├şaz, Daniel Hendler, y un largo etc├ętera; el cine argentino produce cortos y documentales; algunas pel├şculas de animaci├│n; un cine con una fuerte marca autoral que nos representa en los principales festivales de cine del mundo con autores y autoras reconocidos en el mundo como Lucrecia Martel, Pablo Trapero, Luc├şa Puenzo, Luc├şa Cedr├│n, Paula Hern├índez, Daniel Burman, Israel Adri├ín Caetano, Santiago Mitre, entre otros; se hace mucho cine de g├ęnero terror, gore y ciencia ficci├│n, y hasta cine pornogr├ífico. En definitiva, en la Argentina se hace cine y mucho. En todo el pa├şs, y s├║per diverso.

2. El motor

Podr├şa decirse que el principal motor del cine argentino son los propios cineastas: guionistas, directores, productores, actores, m├║sicos y t├ęcnicos que aman lo que hacen. A decir de Leonardo Favio, ese grupo de personas con un virus dentro de amor al cine que hace que nunca est├ęn satisfechos sino siempre pensando en la pr├│xima pel├şcula. Artistas, so├▒adores, pero fundamentalmente hacedores. El cine argentino se nutre de ellos, los ama pero tambi├ęn los consume. El cine no es para que te amen sino para dar amor a los dem├ís, dec├şa Leonardo Favio. Otro motor importante es sin dudas el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) al administrar el Fondo de Fomento Cinematogr├ífico creado por la ley de cine actual (17.741 y su modificatoria del a├▒o 1994, n├║mero 24.377) que nutre sus fondos del 10% de un impuesto a las entradas de cine de cualquier origen en todo el pa├şs; el 10% del impuesto a la comercializaci├│n del video o DVD (en un futuro deber├şa incorporarse el VOD o Video en Demand, l├ęase Netflix), y el 25% de los ingresos provenientes de la radiodifusi├│n (a trav├ęs de sus diferentes organismos, ex Comfer, ex AFSCA, hoy Enacom). Ese fondo debe ser utilizado al menos en un 50% para la producci├│n de pel├şculas argentinas nacionales. Se trata de una forma de financiaci├│n clave para la viabilidad de nuestras pel├şculas. Por ende ÔÇôy como es de p├║blico conocimientoÔÇô es fundamental para el sector conocer cualquier posible modificaci├│n a los tributos a percibir por parte del INCAA para el Fondo de Fomento Cinematogr├ífico frente a una probable nueva ley de convergencia. Cualquier modificaci├│n en los ingresos del INCAA que signifique menos ingresos al fondo de fomento autom├íticamente generar├í menos cantidad de pel├şculas, menor identidad cultural e imagen del pa├şs en el exterior y una disminuci├│n en la generaci├│n de fuentes de trabajo en un sector donde todos los a├▒os se incorporan miles de estudiantes de cine ├ívidos de hacer sus primeras armas en la industria audiovisual.

3. El sector privado

El cine es una actividad privada con fomento estatal. La participaci├│n del INCAA en una pel├şcula hace que el riesgo del productor sea menor, que el punto de equilibrio de la pel├şcula (l├ęase: la cantidad de espectadores que deben comprar una entrada para que la pel├şcula deje de dar p├ęrdidas y comience a dar ganancias) sea m├ís realista y la actividad sea rentable para los productores. Sendos proyectos existentes de leyes de mecenazgo nacional y de fomento de la industria audiovisual argentina esperan su turno en el Congreso nacional, para fomentar una actividad privada que genera no solo imagen del pa├şs ante sus ciudadanos y en el mundo, sino una actividad industrial que no contamina y crea puestos de trabajo altamente calificados como son los de las industrias culturales. En la estructura de costos de una pel├şcula, casi el 80% son recursos humanos entre guionistas, directores, productores, m├║sicos, t├ęcnicos, actores, personal de transporte, catering, de edici├│n y laboratorio y un largo etc├ętera.

4. Internacionalizaci├│n

El cine argentino es muy reconocido en el mundo. Pr├ícticamente no existe festival que no tenga una pel├şcula argentina mayoritaria o de coproducci├│n minoritaria en sus competencias oficiales o paralelas. Nuestro cine se presenta en festivales y gana premios. Los ├║ltimos tres premios Goya (el Oscar espa├▒ol) lo certifican para pel├şculas tan dis├şmiles como El ciudadano ilustre, El Clan y Relatos salvajes . Adem├ís, el cine argentino participa en numerosas coproducciones internacionales, especialmente con pa├şses europeos (Espa├▒a a la cabeza) y otros pa├şses del ÔÇťespacio iberoamericanoÔÇŁ. Concursos bilaterales de coproducci├│n con Brasil y Chile y la herramienta hist├│rica del programa de cooperaci├│n y fomento a las coproducciones Programa Ibermedia lo confirman. El cine argentino es verdaderamente un faro para el cine de la regi├│n y no se trata de falta de humildad sino de pura realidad f├íctica.

5. Federalizaci├│n

Tal vez el desaf├şo actual m├ís importante (y urgente) es consolidar la federalizaci├│n de la producci├│n que se viene llevando a cabo en los ├║ltimos a├▒os. La ley de cine lo contempla mediante los dos organismos de cogobierno que tiene el INCAA: la Asamblea Federal (conformada por los secretarios o subsecretarios de Cultura de todas las provincias argentinas) y mediante el Consejo Asesor (con un miembro de los poderes ejecutivos provinciales por regi├│n del pa├şs). Asimismo, el sector privado o asociativo de las diferentes provincias est├í nucleado en la incipiente FAVA, la federaci├│n del sector de los cineastas con representaci├│n de todas las provincias argentinas. Sumado a las diferentes leyes de cine o incentivos provinciales como la ley de promoci├│n audiovisual de Misiones, a trav├ęs del IAAVIM (Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones); la reciente ley audiovisual en C├│rdoba, y el pr├│ximo relanzamiento de la ley de cine de San Luis, abren un panorama de fortalecimiento del sector en las diferentes provincias argentinas. Mucho han contribuido los concursos Raymundo Gleyzer y los encuentros del Programa Pa├şs, ambos organizados por el INCAA, as├ş como las diversas escuelas de cine en las diferentes provincias que d├şa a d├şa y silenciosamente transmiten la pasi├│n por hacer cine y ense├▒an sus contenidos narrativos y t├ęcnicos b├ísicos a los futuros cineastas. Ser├şa injusto no reconocer la labor de ISCAA en Santa Fe; de la EPCTV en Rosario; de la Escuela Regional Cuyo de Cine y Video de Mendoza; de la Escuela Universitaria de Cine, Video y Televisi├│n de Tucum├ín; de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego; de la Licenciatura en Cine y TV de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de C├│rdoba, as├ş como de las flamantes sedes de la ENERC-INCAA (Escuela Nacional de Cine y Experimentaci├│n Cinematogr├ífica) en las ciudades de Formosa, Jujuy, San Juan y San Mart├şn de los Andes.

6. CINAIN

Otro gran paso en pos de la conservación de nuestras imágenes se dio este año con la primera reunión para la conformación del Consejo Asesor del CINAIN, Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional. La CINAIN es un organismo autónomo y autárquico, del Ministerio de Cultura de la Nación, creado en 1999, reglamentado en 2010 y nunca puesto en funcionamiento hasta ahora. La constitución definitiva de la CINAIN y su puesta en marcha será el pago de una deuda enorme que tiene el cine argentino con su patrimonio, su historia y su memoria.

7. Nuevo R├ęgimen General de Fomento

El pasado 9 de enero de 2017 se public├│ en el Bolet├şn Oficial el nuevo R├ęgimen General de Fomento del INCAA. Con el comienzo de la presidencia del INCAA en el a├▒o 2016 de Alejandro Cacetta (propuesto a la Presidencia de la Naci├│n por consenso de las principales asociaciones del quehacer cinematogr├ífico luego de una iniciativa del entonces presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematogr├íficas de Argentina, Juan Jos├ę Campanella, e injustamente depuesto un a├▒o y medio despu├ęs luego de un burdo informe televisivo, llamado por el propio Campanella como una ÔÇťtorpe operetaÔÇŁ), el INCAA cita a las diferentes asociaciones del sector para proponer modificaciones al plan de fomento vigente en ese momento (Res. 151/13). Luego de m├ís de un a├▒o de trabajo sale publicado en el Bolet├şn Oficial el 9 de enero de 2017 el R├ęgimen General de Fomento (en adelante RGF) que pasa a regular el fomento a la actividad. El RGF es un cuerpo normativo en proceso de formaci├│n tendiente en un futuro pr├│ximo a consolidar la reglamentaci├│n de los distintos aspectos relativos al fomento de la actividad cinematogr├ífica que est├ín a cargo del INCAA por disposici├│n la ley de cine. Se lo propone como un marco de leyes que posibilita la producci├│n de pel├şculas con diferentes dise├▒os de producci├│n pensados para distintos tipos de audiencias e incluso para diversas plataformas de exhibici├│n, incorporando al Video on Demand mediante la puesta en valor de la plataforma del INCAA para disfrutar el cine argentino, denominada hoy Cine.Ar Play (ex Odeon).

8. Documentales

Otro avance significativo de los ├║ltimos a├▒os fue el boom del cine documental argentino. En el a├▒o 2007 y a instancia de las diferentes asociaciones de documentalistas existentes en el pa├şs se crea la V├şa Digital (en ese momento denominada 5ta. v├şa) para la producci├│n de pel├şculas documentales rodadas en digital y finalizadas en ese mismo formato. La explosi├│n no se hizo esperar y se calcula que casi la mitad de la producci├│n del cine argentino es realizada mediante la V├şa Digital para Documentales, con muy buenas realizaciones que representan al cine argentino en todo el mundo. En ese mismo a├▒o 2007 sale al aire un canal de televisi├│n que significar├í un antes y un despu├ęs para el documental argentino y la televisi├│n p├║blica de nuestro pa├şs: el Canal Encuentro, dependiente del Ministerio de Educaci├│n de la Naci├│n. Contenido de calidad y un oasis para el televidente pensante. Estos dos hechos constituyen un gran avance para el documental argentino y sus audiencias, y deben ser mantenidos m├ís all├í de los avatares pol├şticos de turno.

9. El sector organizado

La reciente amenaza de una reducci├│n del fondo de fomento cinematogr├ífico, primero a trav├ęs de una nota de prensa aparecida en el diario La Naci├│n que expon├şa la recomendaci├│n de una consultora en la eliminaci├│n del impuesto del 10% sobre las entradas de cine ÔÇôlo que reducir├şa sensiblemente los ingresos del INCAA, como vimos principal motor financiero de la producci├│n de cine en la ArgentinaÔÇô y luego el episodio del pedido de renuncia del presidente del INCAA Alejandro Cacetta, sumado a la posible reducci├│n de los ingresos del INCAA por la nueva ley de convergenciaÔÇôluego desmentida por el ministro de Cultura Pablo AvellutoÔÇômostr├│ a un sector unido y ampliamente organizado. Desde la Academia de las Artes y Ciencias Cinematogr├íficas de la Argentina (presidida actualmente por el productor Axel Kuschevatzky y por el cineasta Juan Jos├ę Campanella) hasta el sector de la producci├│n y los gremios de trabajadores, la respuesta no se hizo esperar y fue contundente a favor de mantener los recursos del organismo y por ende la generaci├│n de identidad cultural y trabajo argentino. Simplemente de eso se trata, de defender la posibilidad de expresi├│n cultural y el trabajo de los argentinos.

10. El futuro

Los miles de estudiantes de cine de todo el pa├şs auguran un futuro promisorio para el sector audiovisual en nuestro pa├şs. Con el esfuerzo de los cineastas, con un sector privado muy inteligentemente organizado, el empuje de los estudiantes y las pol├şticas p├║blicas pertinentes, el cine argentino hoy afortunadamente no tiene techo.

<
>


DESCARGAR - VER
N┬║ 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
N┬║ 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
N┬║ 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
N┬║ 59: La Responsabilizaci├│n en la gesti├│n p├║blica


DESCARGAR - VER
N┬║ 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
Nº 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
N┬║ 56: ASIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 55: Econom├şa Internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
N┬║ 53: N┬║ 53


DESCARGAR - VER
N┬║ 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
N┬║ 51: Juventud


DESCARGAR - VER
N┬║ 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
N┬║ 49: Libertad de expresi├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
N┬║ 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
N┬║ 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
N┬║ 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
N┬║ 44: EE.UU. y Am├ęrica Latina


DESCARGAR - VER
N┬║ 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
N┬║ 41: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 40: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 39: Internet y Nuevas Tecnolog├şas


DESCARGAR - VER
N┬║ 38: Econom├Ča Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
N┬║ 37: econom├şa social


DESCARGAR - VER
N┬║ 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
N┬║ 35: C├│rdoba


DESCARGAR - VER
N┬║ 34: Control Social


DESCARGAR - VER
N┬║ 33: Educaci├│n Superior


DESCARGAR - VER
N┬║ 32: G├ęnero


DESCARGAR - VER
N┬║ 31: 30 a├▒os de democracia


DESCARGAR - VER
N┬║ 30: Justicia


DESCARGAR - VER
N┬║ 29: Desaf├şos culturales


DESCARGAR - VER
N┬║ 28: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 27: Econom├şas Regionales


DESCARGAR - VER
N┬║ 26: N┬║ 26


DESCARGAR - VER
N┬║ 25: pueblos ind├şgenas


DESCARGAR - VER
N┬║ 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
N┬║ 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
N┬║ 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
N┬║ 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
N┬║ 20: AGUA


DESCARGAR - VER
N┬║ 19: Integraci├│n Regional


DESCARGAR - VER
N┬║ 18: Estado II


DESCARGAR - VER
N┬║ 17: Estado I


DESCARGAR - VER
N┬║ 16: Industria


DESCARGAR - VER
Nº 15: Seguridad democrática


DESCARGAR - VER
N┬║ 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
N┬║ 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
N┬║ 12: Agroganader├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
N┬║ 10: Energ├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 9: Transporte


DESCARGAR - VER
N┬║ 8: Ciencia y tecnolog├şa


DESCARGAR - VER
N┬║ 7: Salud


DESCARGAR - VER
N┬║ 6: Empleo


DESCARGAR - VER
Nº 5: Hábitat y vivienda


DESCARGAR - VER
N┬║ 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
N┬║ 3: Educaci├│n


DESCARGAR - VER
N┬║ 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
N┬║ 1: Argentina hoy

Voces en el Fénix N┬║ 61
TIEMPOS DIF├ŹCILES

CULTURA

Art├şculos de este n├║mero

Mempo Giardinelli
A modo de introducci├│n
Horacio González
M├ętodos de arrasamiento cultural
Miguel Russo
El periodismo porte├▒o y los grandes multimedios argentinos
Jorge Felippa y Graciela Bialet
Cultura en C├│rdoba: efervescencia y cuentas pendientes
M├│nica Ambort
Medios comunitarios en peligro
Nicolás Batlle
El cine argentino hoy
Graciela Falbo
La universidad argentina y el periodismo que viene
Francisco Tete Romero
Del crisol de razas al horizonte pluricultural
Natalia Porta L├│pez
Pol├şticas de lectura en la Argentina
Emilce Moler
Las voces, m├ís all├í de las efem├ęrides. O el pasado siempre presente
Atilio Fanti
Historia de la Universidad Popular de Resistencia
Daniel Filmus
Educar para la construcci├│n de una cultura de la memoria
Walter A. Bord├│n
Cavilaciones de un productor: la cara B de la m├║sica argentina
Mar├şa Luisa Miretti
Santa Fe y la cultura, hoy
Luis Borda
Vigencia del tango en el mundo
Daniel Alonso
Estado de la cultura en la Patagonia
No├ę Jitrik
Dos culturas

Newsletter