NÂș 53
VOLVER AL FUTURO
Nš 53

DESCARGAR - VER EN LINEA
<
>


DESCARGAR - VER
NÂș 71: El derecho a la ciudad


DESCARGAR - VER
NÂș 70: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 68: Derechos Humanos


DESCARGAR - VER
NÂș 69: MERCOSUR


DESCARGAR - VER
NÂș 67: Relaciones Internacionales


DESCARGAR - VER
NÂș 66: La EducaciĂłn de la Primera Infancia


DESCARGAR - VER
NÂș 65: La Universidad como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 64: DEUDA EXTERNA


DESCARGAR - VER
NÂș 63: reforma de la justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 62: La Secundaria como derecho


DESCARGAR - VER
NÂș 61: CULTURA


DESCARGAR - VER
NÂș 60: Extractivismo


DESCARGAR - VER
NÂș 59: La ResponsabilizaciĂłn en la gestiĂłn pĂșblica


DESCARGAR - VER
NÂș 58: Deporte y Sociedad


DESCARGAR - VER
NÂș 57: ÁFRICA


DESCARGAR - VER
NÂș 56: ASIA


DESCARGAR - VER
NÂș 55: EconomĂ­a Internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 54: Homenaje a Aldo Ferrer


DESCARGAR - VER
NÂș 53: NÂș 53


DESCARGAR - VER
NÂș 52: Las deudas de la Democracia I


DESCARGAR - VER
NÂș 51: Juventud


DESCARGAR - VER
NÂș 50: Un mundo en Guerra


DESCARGAR - VER
NÂș 49: Libertad de expresiĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 48: FUERZAS ARMADAS Y DEMOCRACIA


DESCARGAR - VER
NÂș 47: Problemas Urbanos


DESCARGAR - VER
NÂș 46: CyMAT


DESCARGAR - VER
NÂș 45: Sexualidades


DESCARGAR - VER
NÂș 44: EE.UU. y AmĂ©rica Latina


DESCARGAR - VER
NÂș 43: Desarrollo y Medio Ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 42: DROGAS


DESCARGAR - VER
NÂș 41: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 40: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 39: Internet y Nuevas TecnologĂ­as


DESCARGAR - VER
NÂș 38: EconomĂŹa Social y Solidaria


DESCARGAR - VER
NÂș 37: economĂ­a social


DESCARGAR - VER
NÂș 36: Tercera edad


DESCARGAR - VER
NÂș 35: CĂłrdoba


DESCARGAR - VER
NÂș 34: Control Social


DESCARGAR - VER
NÂș 33: EducaciĂłn Superior


DESCARGAR - VER
NÂș 32: GĂ©nero


DESCARGAR - VER
NÂș 31: 30 años de democracia


DESCARGAR - VER
NÂș 30: Justicia


DESCARGAR - VER
NÂș 29: DesafĂ­os culturales


DESCARGAR - VER
NÂș 28: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 27: EconomĂ­as Regionales


DESCARGAR - VER
NÂș 26: NÂș 26


DESCARGAR - VER
NÂș 25: pueblos indĂ­genas


DESCARGAR - VER
NÂș 24: Ciencia y Poder


DESCARGAR - VER
NÂș 23: pobreza II


DESCARGAR - VER
NÂș 22: Pobreza


DESCARGAR - VER
NÂș 21: Migraciones


DESCARGAR - VER
NÂș 20: AGUA


DESCARGAR - VER
NÂș 19: IntegraciĂłn Regional


DESCARGAR - VER
NÂș 18: Estado II


DESCARGAR - VER
NÂș 17: Estado I


DESCARGAR - VER
NÂș 16: Industria


DESCARGAR - VER
NÂș 15: Seguridad democrĂĄtica


DESCARGAR - VER
NÂș 14: Reforma fiscal II


DESCARGAR - VER
NÂș 13: Reforma fiscal I


DESCARGAR - VER
NÂș 12: AgroganaderĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 11: Crisis financiera internacional


DESCARGAR - VER
NÂș 10: EnergĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 9: Transporte


DESCARGAR - VER
NÂș 8: Ciencia y tecnologĂ­a


DESCARGAR - VER
NÂș 7: Salud


DESCARGAR - VER
NÂș 6: Empleo


DESCARGAR - VER
NÂș 5: HĂĄbitat y vivienda


DESCARGAR - VER
NÂș 4: Argentina en el mundo


DESCARGAR - VER
NÂș 3: EducaciĂłn


DESCARGAR - VER
NÂș 2: Medio ambiente


DESCARGAR - VER
NÂș 1: Argentina hoy
Deudas de la democracia con la salud
Horacio Barri

Con la vuelta de las políticas neoliberales vuelve también la idea de la enfermedad como negocio. El complejo médico industrial genera en la población falsas necesidades, lucrando con el sufrimiento de las personas. Para poner un freno a la profundización de la desigualdad vinculada a la salud es necesaria la participación popular y la revalorización del rol del Estado como garante de la creación e implementación de un sistema universal de salud.

La participación como derecho y deber. Un ejemplo en los comités mixtos de seguridad e higiene
HĂ©ctor Pedro Recalde

Toda actividad productiva o laboral entraña riesgos para la salud y seguridad de quien la realiza. Por eso, la participación de los trabajadores en este åmbito es imprescindible, ya que son ellos quienes mejor conocen los riesgos y por lo tanto quienes pueden aportar las medidas mås eficaces para eliminarlos, mejorando así las condiciones vida y trabajo, y contribuyendo a la construcción de una sociedad mås justa e igualitaria.

Deudas de la democracia: el sector energético
Roberto Kozulj

Las polĂ­ticas energĂ©ticas requieren ser pensadas para el largo plazo. Sin embargo, nuestro paĂ­s se caracteriza por un pendular segĂșn el humor y los ciclos de la economĂ­a global. Un sector energĂ©tico que encarna una continua disrupciĂłn de las visiones acerca del rumbo que se deberĂ­a emprender en aspectos tales como los institucionales, los regulatorios, los referidos a la polĂ­tica de precios, tarifas y subsidios, etc., necesita de manera urgente una planificaciĂłn que nos permita vincular la provisiĂłn de energĂ­a al modelo de desarrollo.

Las deudas de la planificaciĂłn urbana y regional durante el actual restablecimiento democrĂĄtico
Horacio A. Feinstein

En los Ășltimos treinta años la poblaciĂłn urbana ganĂł en importancia debido a su incremento en contraposiciĂłn a la poblaciĂłn rural, pero en este proceso la ciudad fue modelada segĂșn la conveniencia del mercado y en detrimento del interĂ©s pĂșblico. Los fenĂłmenos de la construcciĂłn y el tratamiento de los residuos son un claro ejemplo. Sin dudas, la mayor deuda de nuestra democracia en este terreno es la ausencia de planificaciĂłn.

Las deudas de nuestra democracia en el campo del hĂĄbitat y la vivienda
Andrea Catenazzi

En nuestro paĂ­s la poblaciĂłn urbana supera el 90%; sin embargo, el acceso desigual a la ciudad no ha sido planteado como cuestiĂłn en la agenda de los diferentes gobiernos. Para saldar esta deuda es necesario debatir la funciĂłn social de la propiedad y de la ciudad, buscando alcanzar una nueva concepciĂłn de la propiedad privada que sea compatible con los derechos humanos.

Las deudas de la democracia con el medio ambiente
HĂ©ctor Sejenovich

No puede existir un ambiente limpio en la pobreza y la indigencia. De allĂ­ que la justicia ambiental no pueda ser pensada separada de la justicia social. Si tenemos en cuenta de dĂłnde venimos y hacia dĂłnde vamos como sociedad, nos encontramos ante una encrucijada: o cambiamos nuestra forma de consumir, o nunca podremos alcanzar la equidad social, pagando ademĂĄs con la degradaciĂłn ambiental definitiva.

“¡Con la Democracia se cura, se come, se educa!”
RaĂșl AlfonsĂ­n
Las deudas de nuestra democracia respecto del agua
VĂ­ctor Pochat

El agua es un insumo fundamental para la calidad de vida de una sociedad y atraviesa cada ĂĄmbito y actividad de esta, siendo especialmente sensible su acceso y utilizaciĂłn en los sectores mĂĄs vulnerables de la poblaciĂłn. En nuestro paĂ­s sigue siendo elevado el nĂșmero de habitantes que no tienen cubiertas sus necesidades vinculadas a este recurso, por lo que se hace indispensable generar polĂ­ticas de Estado para atender todos los problemas que se desprenden de su gestiĂłn.

Las deudas de nuestra democracia en el tratamiento de los adultos mayores
José R. Jauregui

Nuestro paĂ­s se dirige hacia el envejecimiento de su poblaciĂłn, y si bien nuestra democracia ha generado muchos avances sociales y leyes protectoras, aĂșn quedan muchos problemas por resolver. El desarrollo urbano, el acceso al mercado laboral, la educaciĂłn, la participaciĂłn ciudadana, el sistema de salud, y la pĂ©rdida de roles sociales despuĂ©s del retiro laboral son temas pendientes de mejoras. Debemos ser mĂĄs inclusivos y respetuosos, no solo por lo que nos han dado, sino porque tambiĂ©n ese es el futuro de todos.

“Los abuelos son la sabiduría de la familia, son la sabiduría de un pueblo. Y un pueblo que no escucha a los abuelos es un pueblo que muere”.
Papa Francisco, Encuentro Mundial de las Familias, Roma, 27/10/2013.
Derechos de las mujeres: logros y deudas de la democracia
Nelly Minyersky Andrea Soledad Villeres

Es indudable que a lo largo de las Ășltimas dĂ©cadas se han logrado importantes avances en relaciĂłn a los derechos de las mujeres. Sin embargo, aĂșn existe una gran deuda vinculada al derecho a la interrupciĂłn voluntaria del embarazo. Para lograr una verdadera igualdad entre hombres y mujeres que nos permita pasar de la teorĂ­a al ejercicio pleno de derechos, es imprescindible remover patrones culturales, prevenir la violencia de gĂ©nero y desarticular las relaciones de poder sobre las mujeres que promueven y sostienen la desigualdad.


Voces en el Fénix NÂș 53
VOLVER AL FUTURO

NÂș 53

Newsletter